Carmesí es un libro ilustrado de Microcuentos, disponible bajo licencia Creative Commons 4.0 (CC,BY) escrito por Jorge Urrea. Siéntase libre de Descargarlo y compartirlo

FLICKR

www.flickr.com
Elementos de J.Urrea Ir a la galería de J.Urrea

jueves, 17 de octubre de 2013

La Tele debe emocionar.


Buena parte de los documentos regulatorios de la televisión en el mundo establecen que, son funciones de ella, informar, educar y entretener; así lo expresa claramente la ley 182 del 95 en nuestro país y,  es cierto. Esas son responsabilidades legales, teóricas y, en algunos casos, utópicas; pero lo que la televisión sí debe hacer, es:¡Emocionar!.

Las emociones en la tele surgen cuando el televidente -la mayoría de las veces inconsciente- se identifica con lo que sucede en la pantalla, por ver representado allí un sueño, una frustración o el reflejo de su vida o la de algún conocido suyo; la industria audiovisual tiene claro eso;
-bueno, casi toda la industria- y estructura sus productos apelando a la sensibilidad de los espectadores; algunos lo hacen en tono de melodrama, camuflado de serie de acción; otros en forma de concurso, como La Voz Colombia: una pieza audiovisual blanca, es decir, sin componendas ni vericuetos, sin alianzas o intrigas, solo con el talento y las ganas de los participantes y la chispa de los jurados, acompañado todo ello de una producción impecable, que está descrita con puntos y comas en la biblia de producción que debe cumplir el canal, al comprar la licencia del programa holandés.

En la búsqueda de las emociones, en esta segunda temporada del concurso de talento musical, encuentro recursos narrativos interesantes, como la experiencia de hacer partícipe al televidente, de la expectativa de conocer al concursante, denominado “audición doblemente a ciegas”; pero también identifico, con fines emocionales, la intención de condicionar la selección de algunos participantes, a sus experiencias de vida; hay muchos dramas personales como antecedente a la presentación. Esto se refleja en unos cuantos comentarios de tuiter, por ejemplo:“No hay discapacidades, no hay límites, bravo” @IvanLalindeg  - “Si pude yo que soy ciego, por qué no va a poder usted, que ve?” grande camilo” @carloscuentero- “Si se presentó a #LVC y no tiene una historia dramática, de verdad se presentó” @Trinandito.

Espero sinceramente que no se limite la narrativa de este programa a los dramas particulares y que, mas bien, siga siendo una ventana para el talento y los sueños de colombianos, así como lo plantea otro tuit: “La tv de entretenimiento bien hecha, siempre emociona.El entretenimiento también puede ser constructivo y reflejo de talentos” @alejandroangel

Zapping: Se ha difundido esta semana, a través de redes sociales, la “Canción oficial de las Fiestas de Armenia 2013”: una ‘pieza musical’ que nada tiene que ver con nuestra identidad y región; un inventario de espacios y lugares comunes, falto de creatividad y, sobre todo, de estética. Del video que acompaña la canción, puedo decir que es una seguidilla de imágenes de noticiero, impertinentes, burdas y muy mal montadas; esa no es la imagen de una ciudad moderna, turística y armoniosa; mucho menos, la representación del paisaje cultural cafetero del que hacemos alarde.

video


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su comentario.