Carmesí es un libro ilustrado de Microcuentos, disponible bajo licencia Creative Commons 4.0 (CC,BY) escrito por Jorge Urrea. Siéntase libre de Descargarlo y compartirlo

FLICKR

www.flickr.com
Elementos de J.Urrea Ir a la galería de J.Urrea

lunes, 2 de diciembre de 2013

¡Larga vida a la Televisión!

-->
El término televisión, etimológicamente, hace referencia a la posibilidad de ver a distancia; por lo tanto  -y a propósito de que el 21 de noviembre fue el día internacional de la televisión-, a pesar de las múltiples nuevas pantallas o la tan mentada convergencia, ¡la Televisión no morirá!; se perpetúa en cada uno de los soportes sobre los que se exhibe la imagen en movimiento (celulares,tabletas,computadores,etc.),llevándola igualmente, a través de ellos, a la distancia, mientras que cuenta historias que se adaptan al formato en que se consume el contenido.

La ‘tele’, es pues, un concepto que sobrepasa las definiciones técnicas y que, desde su apropiación comercial -hace más de 80 años se ha convertido, por su capacidad de penetración y preponderancia, en el método más eficiente para llegar a las masas; no en vano, la Organización para las Naciones Unidas (ONU), la considera como “una de las protagonistas clave, por su influencia cada vez mayor en el proceso de adopción de decisiones, al haber sido los ojos del mundo en muchos conflictos y otras amenazas para la paz y la seguridad”.

La televisión convencional, consumida en dispositivos de recepción estándar, (televisores), continúa en crecimiento; pronósticos presentados por Mediacom y citados en un estudio de la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) en 2012, establecen que, a pesar de las transformaciones, la televisión no perderá su lugar de influencia y seguirá representando gran parte del entretenimiento del hogar; es ahí donde radica uno de los puntos clave para un país como Colombia, donde la penetración del cable es superior al 80 por ciento de la población, incluso en estratos bajos, y la televisión gratuita radiodifundida llega aproximadamente al 92 por ciento del territorio nacional, consolidándose como la principal fuente de esparcimiento, por facilidad de acceso y costos, en particular para la población menos favorecida.

Considerando que la tele, no solo no muere, sino que está en desarrollo a través de diferentes pantallas, es  decisivo que se amplíe la oferta de contenidos, por ejemplo asignando el Tercer Canal, y se regule conforme a las necesidades de cada una de las pantallas; no olvidemos que las leyes que rigen la televisión en Colombia, en los aspectos técnico y conceptual, datan de casi veinte años atrás, lejos de los desarrollos tecnológicos y las posibilidades de contenidos actuales.

Urge repesensar la televisión en Colombia y entender que las nuevas plataformas son extensiones que ofrecen otra forma de ver a distancia. ¡Larga vida a la televisión!.

video




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su comentario.