Descargue Carmesí

Descargue Carmesí
Carmesí es un libro ilustrado de Microcuentos, disponible bajo licencia Creative Commons 4.0 (CC,BY) escrito por Jorge Urrea. Siéntase libre de Descargarlo y compartirlo

Galería de Flickr

Created with flickr badge.

Youtube

viernes, 2 de diciembre de 2022

Obras son amores y no pomposas estrategias de comunicaciones

 La razón de ser de la comunicación gubernamental es la misma que la de la política: el servicio público. Público resaltado y altas. Es decir, todo lo contrario al servicio particular. No se trata de una herramienta de exaltación personal del ego de los gobernantes o de un tributo a la imagen.

 

Uno de los primeros argumentos legales utilizados para la justificación de contratación de publicidad o servicios de comunicación suele ser el de la transparencia. La ciudadanía tiene derecho a saber en qué anda su mandatario —lo que se entiende como rendición de cuentas permanente— y en esa medida este debe buscar los medios necesarios para llevar la información a los mandantes, es decir, al pueblo; infortunadamente suele confundirse, o usarse deliberadamente, como herramienta de autobombo en pro de la marca personal del político de turno. 

                                                

Enfocar la comunicación gubernamental en ensalzar la imagen personal, riñe directamente con uno de los principios rectores de esta disciplina profesional, el de la cooperación. Afirma Luciano Elizalde que “Los actores políticos clásicos ya no están solos en la arena política y no tienen el monopolio de la acción política. Se generan alianzas con socios eventuales para los objetivos, en base a las cuales los gobiernos reciben parte del consenso social.” Eso implica un gana-gana que se ve traicionado cuando el gobernante se atribuye los méritos y los ‘cacarea’ como propios. Esto levanta ampollas y va en detrimento de otro de los principios —quizá el más importante de todos— el de la búsqueda de consenso.

 

Implantar mensajes, cuál modelo comunicativo de la aguja hipodérmica, soportados sobre arenas movedizas, representa un riesgo comunicacional enorme. Los mitos de gobierno, dicen Riorda y Elizalde son “Herramientas de comunicación simbólica que otorgan sentido social y político a una gestión, tienen una fuerte carga ideológica y actúan como fuente generadora de consensos en una fuerte dependencia de los valores más enraizados en el contexto social en el cual actúa el mito”. Pero si no hay consenso, si no se les otorga credibilidad y no hay control y proyección de consecuencias, se pueden desmoronar, como un castillo de naipes, dejando al descubierto el entramado vano de la comunicación sin sentido de lo público.

 

Sobre lo anterior, nos quedan, a quienes estamos en la academia, las siguientes preguntas: ¿Estamos formando profesionales para la comunicación pública?,¿saben nuestros egresados la diferencia, machacada hasta el cansancio por Martin-Barbero, entre consumidor y ciudadano? Al parecer no. Llegan comunicadores a las oficinas de prensa de las entidades públicas a trabajar con lógicas marquetineras bajo la presión de mantener en alto la imagen del jefe, entonces surgen las campañas engañosas, las fotografías posadas, la saturación, el protagonismo —que es fiel compañero del desconocimiento de la gestión del otro—. 

 

El desconocimiento de los resultados de los demás lleva a la confrontación y de esta siempre salen verdades respecto al real impacto de las ‘vendidas’ buenas acciones. Dice Mario Riorda que “La buena gestión pública no reditúa electoralmente si las prioridades de la gente no son satisfechas”. Es decir, obras son amores y no pomposas estrategias de comunicaciones.

 

Nos vemos en la red (0)

Previo


 

Vox Populi, Vox Dei

El pueblo, según Elon Musk, habló. 15 millones de tuiteros se manifestaron en una encuesta que duró tan solo 24 horas. Se trató de un ‘plebiscito’ realizado en la cuenta personal de Tuiter de Musk, con una sola y escueta pregunta: “Reintegrar al expresidente Trump”. La respuesta, aunque positiva para Trump, deja ver que un porcentaje importante de los votantes no querían de nuevo al expresidente de vuelta en la red del pajarito; 48,2 % de los tuiteros consideraron que no querían seguir las aventuras de  Trump, mientras que el restante 51,8% sí. ¿Cuántos de los votantes se manifestaron solo por ver arder Roma?

 

Ante los resultados, el nuevo propietario de tuiter manifestó: “El pueblo ha hablado, Trump será reintegrado. Vox Populi, Vox Dei”.

 

Sin embargo, Donald Trump, a pesar de haber pataleado en su momento para no perder su cuenta, sorpresivamente declinó el  ofrecimiento: "He oído que estamos obteniendo una gran votación para volver también a tuiter. No lo veo porque no veo ninguna razón para hacerlo" dijo en una reunión del partido republicano en las Vegas.

 

El tema no pasaría de ser una anécdota de la crema y nata de farándula empresarial si no tuviera circunscrito un asunto de comunicación electoral. 

 

En no pocas entrevistas, Donal Trump ha manifestado que parte de su éxito para alcanzar la presidencia en 2017 fue la posibilidad de llegar a los estadounidenses a través de Tuiter; red social en la que cuenta con la nada despreciable cifra de 87.710.499 seguidores, y desde la cual consiguió enardecer los ánimos de fanáticos ultraderechistas que, solo para poner un ejemplo, llegaron a tomarse el capitolio de los Estados Unidos. Siendo justamente esta la razón por la que le fueron baneados —es decir, limitadas o en este caso suspendidos— sus perfiles de Tuiter y Facebook.  

 

En busca de mantener el contacto directo con sus seguidores Trump se puso en la tarea de crear una nueva red social, a imagen y semejanza de Tuiter, así nació, a finales de 2021, Truth Social, una plataforma en la que se lanzan Truths (verdades) y se hacen retruths —muy original— y que solo puede ser usada en los territorios digitales de los Estados Unidos, es decir, donde están los electores, a Trump no le interesamos los sudacas que no votamos allá. 

 

Eso sí, aunque no se puede participar de la red social aquí Colombia, si se puede bajar una app que se llama Trump Tracker, donde podrá rastrear los movimientos y pronunciamientos del aspirante a la Casa Blanca. Una suerte de oxímoron a las redes sociales. Una red social de uno, —bueno, de varios que se apellidan Trump: Melania,Ivanka,Erik,Lara,etc—, podríamos decir que es una mezcla entre nepotismo y elitismo. En términos del modelo de comunicación, esta aplicación corresponde a la estructura: uno a muchos, como la de los medios masivos de comunicación convencional y no a la de las plataformas sociales uno a uno.

 

Veremos si entrada la etapa álgida de la campaña, Trump desaprovecha la oportunidad de hablarle al “populi” que son sus más de 87 millones de seguidores y se mantiene firme en su juguete/capricho mediático autocomplaciente y restrictivo llamdo Truth Social.

 

Nos vemos en la red (0)

viernes, 11 de noviembre de 2022

Nos miden el aceite

 Están tirando globos, escondidos como micos en las grandes y complejas leyes que gestionan de espaldas al pueblo, —pero en su nombre—. Los lanzan y esperan las reacciones. Así, nos miden el aceite.

 

Una de las características más representativas de las dictaduras, o de las falsas democracias, mejor dicho, de los gobiernos autoritarios, es la represión a la prensa, el control sobre lo que se informa, la imposición de mensajes y la posterior creación de medios de bolsillo.

 

La DW tituló en 2021: “El oscuro panorama para la libertad de prensa en Latinoamerica” en el texto cita a Natalie Southwick, Coordinadora del Programa para América Latina y el Caribe del Comité para la Protección de los Periodistas, quien afirma: "Hay muchas razones para preocuparse por la libertad de prensa en la región: las nuevas olas de represión en Nicaragua y Cuba, la retórica antiprensa de líderes como Bolsonaro y Bukele, periodistas asesinados en México y Haití o abusos policiales contra la prensa en países como Colombia y Chile". En apenas 3 meses del gobierno Petro ya se dejan ver las intenciones de control a los contenidos y la intervención en los asuntos de los medios masivos.

 

El tema del control previo, propuesto por el Ministerio de Justicia, no es un caso aislado y mucho menos una ligereza de un viceministro. Hace apenas un mes se conoció la existencia de un proyecto de ley, del senador del Pacto histórico, Robert Daza, apoyado por la ex Farc Sandra Ramírez, que pretende “democratizar los medios”. 

 

En el texto se propone la regulación de los medios de comunicación en Colombia, incluyendo temas como la pauta y el acceso al espectro, con absurdos antitécnicos respecto a la redistribución espacio radioeléctrico de manera equitativa y no considerando las necesidades reales de un bien finito del Estado. Además,  propone crear burocracia con un “Consejo Nacional de la Política Pública de Comunicación Comunitaria, Alternativa y Popular”. Por otro lado, el fortalecimiento de los medios comunitarios, cosa que no está mal, siempre y cuando se haga la vigilancia respecto al deber ser de estos y no sean usados con fines políticos. Además de validar el verdadero uso comunitario y no, como infortunadamente pasa, el uso particular-comercial.

 

Uno de los más controvertidos puntos del proyecto en mención tiene que ver la creación de espacios semanales de televisión y radio para todas las organizaciones y movimientos sociales en franjas triple AAA. Es decir, la de mayor audiencia. Si esta propuesta llegara a hacerse realidad, los medios privados, que pagan por el usufructo del espectro radioeléctrico, tendrían que poner sus espacios de mayor audiencia y por ende de mayor pauta al servicio de estas asociaciones, seguramente, en detrimento de la calidad de producción y la subsecuente pérdida de rating. Si se abre esa puerta, con certeza, será menos el tiempo al aire de programas, en prime time, pensando en la audiencia; en cambio, habrá muchos ‘ladrillos’ de los movimientos que saldrían por doquier a reclamar su espacio. Verbigracia los noticieros del Senado y la Cámara, que no contentos con tener un canal exigen espacios en los únicos dos canales privados. 

 

El proyecto mencionado suena parecido a la propuesta del Ministerio de Justicia, de modificar el Código Penitencial y Carcelario, donde pretendían meter un mico para que los medios crearan mensajes de “concientización ciudadana sobre la política criminal” que además debían pasar por control previo. Cosa que no es posible gracias a nuestra Constitución Política. Si en cada ley le meten la mano a los contenidos mediáticos, no habría parrilla que alcance para saciar el protagonismo y las ideas de quienes quieren obtener réditos con el trabajo y los espacios de los demás.

 

Nos están midiendo el aceite para ver qué decimos en cosas pequeñas, porque muchas de estas iniciativas caben dentro de leyes existentes, por ejemplo, los mensajes cívicos y los espacios institucionales, que perfectamente son los mensajes que propone el MinJusticia, están regulados por la Ley 182 del 95 y los artículos 5 y 9 del Acuerdo de la CNTV 02 de 2011 en cabeza, hoy, de la CRC.

 

Nos vemos en la red (0), hasta que nos dejen.

¿Qué pasa con RTVC?

 A punto de completar los 100 días de gobierno, Gustavo Petro aún no ha nombrado gerente de Radio Televisión de Colombia  (RTVC), el desinterés o al contrario el interés polítiquero, vaya uno a saber, es evidente. 

 

En 2004 se acabó Inrravisión e inició una reestructuración, en términos de producción y programación, que llevó a la creación de un sistema de medios con contenidos culturales que representan la identidad del país y gestionan la información necesaria para que la ciudadanía entienda qué pasa con el Estado. 

 

Este sistema está comprendido por 4  emisoras radiales con estaciones en gran parte del territorio nacional, 2 canales de televisión y medios digitales, dentro de ellos una OTT que pone a disposición de la ciudadanía contenidos bajo demanda producidos y programados por RTVC, es decir, algo así como un Netflix público y gratuito llamado RTVC Play. 

 

El gerente del sistema de medios públicos, quien antes tenía la denominación de presidente, tiene, en mi criterio, rango ministerial. De hecho, a pesar de que el Ministerio TIC es quien da línea, la designación del gerente suele ser una decisión presidencial, esto demuestra el nivel estratégico del cargo y la relevancia y responsabilidad, en términos de contenido, identidad nacional y el cumplimiento de las funciones de ley de: educar, informar veraz y objetivamente y entretener. 

 

Además de lo mencionado anteriormente, por supuesto, también de establecer la línea editorial. — Infortunadamente, esto no es la BBC—, por eso es clave que en ese cargo esté alguien que comprenda que el sistema de medios públicos es de todos los colombianos, dentro de los que nos contamos el 47,27% que no votamos por Petro y que no queremos que el sistema de medios públicos se convierta en caja de resonancia ideológico-activista. Esta afirmación que podría sonar prejuiciosa no es infundada.

 

Recordemos el desafortunado paso por esa posición de Juan Pablo Bieri, quien, nombrado allí por el Expresidente Duque, incurrió en censura contra Los Puros Criollos, uno de los programas bandera de Señal Colombia, que logró retratar de manera divertida y precisa las costumbres e intereses de los colombianos, pues el personajillo en mención, no tuvo reparo en ordenar la cancelación de las reemisiones de las diferentes temporadas y en poner fin a la producción de la serie. Una gran ola de indignación se manifestó en las redes, incluyéndome, poniendo en evidencia el mal proceder y al final, Bieri no tuvo más remedio que renunciar. Este es un ejemplo con final ‘feliz’ pero…

 

Especulando un poco, no de manera injustificada, todas estas semanas de retraso en el nombramiento del gerente en propiedad de RTVC podrían tener ver con: 1. Lobby, desalmado, por parte de los paridos de la coalición de gobierno para poner su ficha allí.  2. Tensión interna en el Pacto Histórico, en busca de un gerente recalcitrante, suenan nefastos nombres, Hollman Morris y Sergio Barbosa, ambos perfectamente se corresponden con el Bieri de la izquierda. 3. Desconocimiento del presidente de la importancia del cargo vacante. 4. Todas las anteriores.

 

Como dije antes, el gerente de RTVC debe garantizar la pluralidad de contenidos y de ideas en el sistema de medios públicos. Debe ser alguien que entienda la industria y la sociedad, porque esta no es una empresa de embutidos o de muebles, es una empresa que trabaja con la consciencia social. Debe ser alguien que respete a los empleados y productores, esto es que no mire ideologías a la hora de validar los contenidos y a quienes los producen, y en el otro sentido, que no ponga los contenidos al servicio de una causa ideológica. En RTVC y sus contenidos debemos estar reflejados todos los ciudadanos, no solo los que ganaron.

 

Se Petro tuviera buenas intenciones con RTVC hace rato hubiera nombrado gerente, porque gente buena, en especial de izquierda, en el tema mediático hay mucha, pero, a lo mejor, no con la palanca que se necesita para llegar esta honrosa posición.  

 

Nos vemos en la red (0)

lunes, 31 de octubre de 2022

El Rock and Roll a la pantalla


Mañana, en el Teatro Azul, estrenaremos el documental “Némesis en la Historia del Rock en el Quindío” con su permiso, apreciados lectores, y el de este diario que ha sido generoso en reseñarlo, volveré al tema; presentado la nota del director contenida en el proyecto, donde se da cuenta de la visión y la motivación para hacer la pieza audiovisual. Tal vez, hace un tiempo ya, algunos de los apartes de esta nota estuvieron en una columna donde hablé del día del rock and roll, denme la licencia de volverlo a contar, ahora en este contexto. —Creo que son cosas de la edad—.


 

Recuerdo haber sido espectador, anodino, de los ensayos de Lluvia Negra en el garaje de una casa en barrio profesionales de Armenia, desde la puerta, con algo de timidez, escuchaba los potentes riffs que caracterizaban el rock and roll de la época. Poco después, con el mismo ímpetu de las tantas bandas del momento, me junté con un grupo de amigos para hacer heavy metal. El grupo se llamó Zigma, alcanzamos a ensayar, en aquel entonces, con Darath, quienes también estaban iniciando su carrera musical. Zigma tuvo una corta, muy corta vida. Pero dejó sembrado el mí el espíritu del género y las historias desde las entrañas de una banda. Lo que me lleva a querer contar, por lo menos a comenzar a contar, la historia del rock en el Quindío. 

 

El rock and Roll es un género transgresor, en algún momento estigmatizado, es un género perenne, pero los músicos, las bandas… van y vienen. Por eso es relevante dejar constancia de lo sucedido, por eso este documental será un grano de arena. 

 

Al inicio de la investigación se consultó con Némesis qué información tenían documentada, la respuesta fue la esperada: “Escrito no hay nada” pero se puede ver en Facebook.

 

Es papel de los investigadores en comunicación, como lo dijo Eliseo Verón, hacer una fotografía del momento. Por eso me propongo iniciar con Némesis, porque atraviesa un momento de la música Rock en el Quindío y es pertinente documentarlo ahora mismo. Pero, de esta propuesta se espera más, quiero documentar buena parte de las bandas, ir a la prehistoria, buscar declaraciones, algunas fotos y por qué no, videos que puedan existir. Esto dependerá de encontrar los apoyos y recursos para hacerlo.

 

A partir del formato cinema verité, este documental se vale de cabezas parlantes para narrar los pormenores de la historia, que se cuenta en primera persona, desde cada uno de los miembros del grupo. A pesar de que el género es vertiginoso, el documental no lo es en su totalidad, se toma su tiempo para explicar, para mostrar, para escuchar apartes de las canciones de la banda en vivo, con y sin producción sonora. 




 

El documental pretende mostrar a Némesis desde la humanidad de sus integrantes, su relación con el instrumento que interpretan, sus expectativas y los momentos de tensión previos a un concierto. En el entretanto de la producción, un cambio estructural marcó un punto de giro fundamental, esto hace que el documental tenga un nuevo elemento narrativo: “En el camino se nos caen las hojas” se puede leer una publicación de la página de Facebook de Némesis, hace unos días Cesar se fue de la banda para darle paso a Bam Bam. ¿Será un cambio de rumbo en el estilo de la banda? En “Némesis en la historia del Rock en el Quindío” se deja constancia de lo que piensan sus integrantes y se pone la piedra angular para narrar la historia del rock and roll en esta zona.

 

Nos vemos en la red (0) y en Teatro Azul mañana.





 

domingo, 23 de octubre de 2022

Telecafé 30 años al aire

 Hay que haber pasado por un estudio o una unidad móvil de televisión para tener idea de lo que se siente escuchar la frase “Al Aire”, es una suma de emociones, de adrenalina, de felicidad, de miedo y de sentido de responsabilidad. Las manos sudan y por unos momentos todo es caos. Esto pasa una y otra vez, como un ritual, no importa cuantas transmisiones se hayan hecho, no importa si se es presentador, camarógrafo, director de cámaras, sonidista o productor. Todos están conectados por una suerte tensión eléctrica que circula por las manos, por eso el audiovisual es pasión, porque la energía fluye necesariamente.

 

Hoy Telecafé cumple 30 años de estar al aire y eso implica que el ritual se ha repetido en múltiples oportunidades. En 2010 celebré, como gerente, su mayoría de edad y en ese momento dije: “Estos 18 años son para nuestro canal regional Telecafé la muestra de la evolución y sobre todo de la interpretación y comprensión de nuestra razón de ser, los televidentes.” También afirmé que “la televisión pública en nuestro país es prolífica, pero no por ser prolífica es común, debemos sentirnos privilegiados de contar con un canal de la talla de este” porque no todos los territorios tienen un medio como Telecafé. Agradecí a  “quienes se buscan en la caja mágica con actividades comunes pero importantes, o comunes pero divertidas, o comunes pero representativas”. 

 

Si revisamos los apartes del discurso se puede identificar que está centrado en la audiencia y en los ciudadanos, no en la empresa. Pero en los últimos años ha habido un cambio de rumbo, los televidentes dejaron de ser la única preocupación de la gerencia y se empezó a hablar más del recaudo. Un mea culpa, porque estando en la Junta del canal, entre 2017 y 2019, vi con buenos ojos que se abrieran nuevas ventanas de ingresos; en mi favor, nunca pedí que se centraran en estos, se trataba de una nueva forma de financiación, no de desplazar el corrientazo de pasión, del que hablaba antes, para volver el canal en una dependencia administrativa llena de cajas apiladas con papeles e informes de la agencia de medios y logística, en vez de cámaras, monitores y reflectores. Con la misma cantidad de oficinistas que de artistas, periodistas y presentadores.

 

No es que se haya dejado de hacer televisión, no es que no haya buenos productos, no es que no se cumpla con ser ventana de la identidad regional, es solo que cuando hay que atender ‘chicharrones’ de logística y agencia de medios, el esfuerzo y la atención, como es apenas obvio, se dispersan. Bien aplica la frase bíblica: “nadie puede servir a dos señores, pues menospreciará a uno y amará al otro, o querrá mucho a uno y despreciará al otro”.

 

El canal debe volver a su esencia, para lo que fue creado, única y exclusivamente para hacer y programar televisión, —en el sentido amplio del concepto—. 

 

En 2010 hablábamos de convergencia y de contenidos bajo demanda —no íbamos mal—, estos deben ser hoy un hecho. Sin embargo, no hay que descuidar la ventana principal que es la televisión abierta, tampoco centrar los contenidos digitales y las plataformas sociales —cual magazín rosa— a farándula internacional en busca de unos cuantos ”me gusta”. No, hay que mostrar lo que pasa en las calles, transmitir los torneos locales, los concursos musicales de la región, los festivales y carnavales. En mi criterio, la televisión regional tiene un gran diferencial, el directo, los eventos, los contenidos locales que no quieren los canales comerciales. Eso los hace prácticamente exclusivos, hay que aprovechar ese nicho. Lo demás es una gran oferta de contenidos globalizados de alta calidad, que no tienen por qué ser nuestra competencia local.

 

Nos vemos en la red (0) y, ojalá, nos veamos en Telecafé.

Arte artificial

Desde hace un tiempo estamos presenciando publicaciones en las plataformas sociales, y viendo algunas reseñas en medios digitales, sobre la inteligencia artificial (IA) que crea obras plásticas digitales a partir de referencias textuales detalladas. 

 

Stephen Marché en The Atlantic dijo hace unas semanas “espere que el arte de la IA siga el camino de Warhol” Sin embargo, en ese mismo texto reseñó a Walter Kirn, quien dijo que no existe el arte producto de la inteligencia artificial —voy a guardar este punto para la próxima columna—.

 

Son varias las plataformas que están ‘experimentando’ con esta forma de expresión, pero la más reconocida, por la calidad de sus resultados y respaldo tecnológico, es DALL-E 2. Hay otras de menos calidad, respecto a la precisión de los resultados— y más accesibilidad y otras como, Midjourney y Stable Diffusion, que han sido descritas como asombrosas.  

 

En el citado texto, Marché dice: “La inteligencia artificial creativa es la forma de arte más reciente y, en cierto modo, más sorprendente y estimulante del mundo. Tampoco está completamente formado todavía. Esa tensión está causando cierta confusión.”

 

La creación de imágenes con IA parte de un texto, por ahora redactado en idioma inglés, que debe ser detallado, la plataforma toma la referencia de las palabras utilizadas y acude a una gran base de datos que le permite fusionar las imágenes preexistentes con los conceptos planteados por el ‘redactor/creador’ de allí surgen propuestas visuales ofrecidas por la plataforma que incluso se pueden circunscribir a corrientes estéticas. 

 

Los resultados, según la calidad de la plataforma, pueden ser un mashup —en otras palabras, un sancocho— de imágenes mal fusionadas o; verdaderas, creativas y sorprendentes obras de arte que incorporan diferentes conceptos. Valga aclarar que los conceptos son creación del humano, es decir, el mérito de la IA es ponerlos en comunión y materializarlos, pero las ideas surgen de una persona. Por ejemplo: -Un esqueleto en plano medio con una cámara de cine, al estilo de Francisco de Goya. Después de poner esta descripción, la IA, según la configuración de cada una de las aplicaciones, dará alternativas únicas que se condicen con la solicitud. Si buscan en la red podrán encontrar imágenes que se salen de toda convención, por lo que son extremadamente llamativas.


Imagen producida por Stable Diffusion

Queda la pregunta, sobre la que volveré en una próxima columna, ¿es arte la creación de una aplicación de inteligencia artificial? Como spoiler yo me atrevo a decir que si hay arte allí.

 

Zapping: Con la reforma política que cursa en el congreso, se debilita la democracia, esto debido a que está construida para fortalecer al partido de gobierno y para aporrear a los demás partidos. Se otorga poder a los caciques políticos, quienes armarán las listas a su antojo, y se limita la posibilidad del elector de votar por un candidato en particular. La reforma no es, como ellos dicen, para acabar la corrupción, es, más bien cambiarla al estilo que más le conviene a quienes hoy están en el poder. Además de abrir las puertas a advenedizos que fácilmente serán manipulables para los fines del gobierno. Cuota inicial de una dictadura solapada. Todo lo que han criticado, todo, lo están haciendo ahora que mandan. 

 

Nos vemos en la red (0)

lunes, 10 de octubre de 2022

12 años de Instagram

 Un día como hoy, del 2010, se presentó al mundo una aplicación que comprendió que los humanos de esta época somos visuales, un día como hoy, pero solo para los usuarios de Apple, el mundo conoció Instagram.

 

Son muchas las aplicaciones que nacen cada semana con la ilusión de encontrar un nicho en los usuarios de la red. Pero, a pesar de que son muchas, no son tantas las que han logrado acaparar el tiempo de los usuarios. Antes de volver a Instagram demos una mirada al mercado de las plataformas sociales. Según el Informe Global digital 2022 de Hootsuite y We are Social, en 2021 hubo un crecimiento general de usuarios de redes sociales de 227 millones y estiman que el 59% de la población mundial está inscrita en estas plataformas. El estudio indica, sin embargo, que debido a que se llaga a tres cuartas partes de la población cubiertas, el crecimiento será más lento en los años venideros. De acuerdo con el mencionado estudio, a julio de 2022 las plataformas más descargadas fueron: Instagram, Facebook, Tik tok, WhatsApp, Snapchat, Telegram, Facebook Messenger, Spotify, Capcut y Whatsapp busines. En ese orden. La mitad de ellas, de la compañía de Mark Zuckerberg.

 

Teniendo en mente que hoy por hoy Instagram es la más descargada de las aplicaciones, veamos un poco de su evolución.

 

La aplicación nació como una herramienta para compartir imágenes, pero no desde la perspectiva del arte, sino de la geolocalización, mas, como todo en el mundo social, tomó rumbo de acuerdo con los usos dados por las personas y rápidamente sus creadores descubrieron que lo que más interesaba a los usuarios eran las imágenes de los lugares. Así, dieron un vuelco y crearon los distintivos filtros que llamaron mucho más la atención de los usuarios, quienes identificaron que las fotos subían de categoría y tomaban un aire nunca antes visto. Al tiempo que aumentaron las descargas de una manera vertiginosa. A tres meses de lanzada, la app ya tenía un millón de usuarios registrados.

 

En sus inicios la aplicación priorizaba las imágenes en formato cuadrado, al año incluyeron los hashtags, etiquetas que permitieron establecer intereses comunes, lo que generó dinamismo en las formas de uso y la estructuración de comunidades no necesariamente afines por cercanía, sino por identidades culturales o temáticas. Posteriormente, llegaron a Android y en dos años, ya con alrededor de 6 millones de usuarios, fue comprada por Facebook por 1000 millones de dólares. 

 

Instagram ha trazado el camino de muchas opciones narrativas, además de las etiquetas, propuso las historias, como una forma rápida y efímera de mostrar momentos de los usuarios, narrativa que se extendió a otras plataformas de la compañía y otras redes sociales. Más adelante incluyó anuncios y publicidad, permitieron la inclusión de videos y la posibilidad de hacer directos. La app de fotos trascendió de la imagen fija a todo un mecanismo multimedia. En su lucha por estar a la cabeza, la aplicación ha incluido elementos característicos de nuevas redes sociales como los videos cortos de Tik Tok, llamados Reels en Instagram o la incorporación de videos largos en Instagram Tv, para competirle a Youtube. 

 

Lo anterior ha desdibujado el espíritu fundacional, pero mantiene vigente una red que, además de ser opción de entretenimiento e información, es una alternativa comercial muy efectiva, con la cual una generación 100% visual ha conseguido impulsar sus emprendimientos y, más aún, usarla como local comercial gratuito y valorizable.

 

Nos vemos en la red (0)

lunes, 3 de octubre de 2022

Nichos comunicativos, nichos políticos

 Dice Manuel Castells en su texto “La comunicación en la era digital” que para que el modelo de comunicación emisor-receptor funcione debe haber códigos comunes, y que estos, con la digitalización, han pasado de una audiencia generalista a una concreta. 

 

La consolidación de nichos comunicativos ha llevado a la creación de nichos políticos, de esta manera se genera identidad a partir de valores y creencias, que fácilmente son apropiados por quienes piensan parecido. Así, los emisores —llámense políticos, activistas, marquetineros— construyen mensajes segmentados con un gran poder de tracción comunicativa que a la vez derivan en capital político.

 

Castells habla de identidad a partir de determinados grupos: religiosos, familiares, nacionales, étnicos, de género y en la actualidad —muy efectivos— agrego yo: ambientalistas, animalistas y cannábicos. 

 

Cuando de manera populista el presidente del Congreso, Roy Barreras, anunció hace una semana, que el Capitolio Nacional sería amigable para las mascotas, se valía de varias formas de segmentación: la ya mencionada identitaria para con los animalistas, la emotiva con quienes no necesariamente son animalistas, pero se enternecen con una mascota y la de la inclusión. Lo que no se imaginaron los áulicos y aduladores de la iniciativa es que les iba a aparecer —lo que los jóvenes hoy llaman— un “puto amo” y entonces, cuando todo era motas, ladridos y maullidos, llegó Alirio Barrera y les llenó el camino de gigantescas plastas de boñiga. ¡Tengo que reírme!

 

La Colombia Humana llegó y se esparció por las instituciones a mandar mensajes con símbolos, pero lo que han logrado es sembrar la idea de que no consiguen trascender de allí. Tienen mucho que aprender de Mockus. 

 

¿Qué necesidad de llevar animales al Capitolio? En términos prácticos ¿se imaginan lo que significa el ruido que pueden producir las mascotas? ¿la atención que demandan? ¿Los desechos que pueden producir? ¿Qué pasa con el derecho de las personas que no quieren compartir con mascotas mientras trabajan? ¿Que acaso no es maltrato sacar a los animales de su espacio de comodidad para llevarlos a un lugar desconocido? 

 

¡Ah! Pero sí les pareció maltrato cuando Barrera llegó sobre su caballo “pasaporte” y quiso ingresar al recinto de las leyes. "Acá hay congresistas sacando pantalla trayendo animales. Eso es ridículo, eso no es serio" dijo Angélica Lozano. Tiene razón, no es serio que Roy salga a mojar más prensa con su perro en el regazo. No es serio hablar de inclusión, pero solo permitir la que ellos creen que lo es. Es cierto, esto no es serio, porque como dice Daniel Samper esto es Circombia. En el futuro, seguramente será solo una anécdota o un scketch escénico.

 

Pero mientras tanto, Alirio Barrera se montó en la narrativa de Roy Barreras y en un hecho de comunicación le habló a otro segmento, al de la oposición, bajo la buena excusa de representar a los ganaderos y campesinos. 

 

Lo que les indigna, a quienes lo critican, no es el posible maltrato animal; que sí que lo hay, pero no menos que el que sufrió Covid el perro de Roy —el de cuatro patas—; sino que Alirio volteara los reflectores y, usando la narrativa de ellos, llegara a ser noticia internacional. El “puto amo”.

 

Nos vemos en la red (0)  

lunes, 26 de septiembre de 2022

Diálogos Regionales, la otra cara

 Este miércoles 21 de septiembre el columnista de este diario, Jhon Elvis Vera se me adelantó en el tema central de esta columna, los “Diálogos regionales vinculantes” en el Quindío. Para bien de la democracia y la opinión pública, planteó un punto de vista respetable y bien argumentado, permítanme ahora dar mi opinión y presentar la otra cara. 

Lo nuevo de este ejercicio de escucha ciudadana, lanzado pomposamente por Petro diciendo: “desde hoy, ustedes tienen la palabra”, es el concepto de “vinculantes”, lo que quiere decir que lo que se escriba en esas reuniones con la ciudadanía, debería ser de obligatoria inclusión en el Plan Nacional de Desarrollo (PND).  

Primero habrá que decir que la palabra del pueblo no debería ser autorizada por el mandatario. —Mandatario viene de quien recibió el mandato, y los mandantes somos los ciudadanos, luego la palabra la debemos tener siempre— no en vano la voz del pueblo tumbó una reforma tributaria. Esos mismos, ahora, son invitados por el ministro Prada a marchar a favor de una reforma mucho más drástica. 

Volviendo a los diálogos regionales, este no es un invento del gobierno del cambio. No forma parte de la refundación de la patria ‘Petroriana’, es una metodología ampliamente implementada en la que, como bien lo explicó Jhon Elvis, se eligen —en este caso, mediante una acción subjetiva de convocar a unos y sacar a otros— unas poblaciones para que aporten sobre lo que les gustaría que se incluyera en el PND. Allí está el punto.  Al ser vinculantes hay que tener control del ejercicio de participación y la izquierda en el Quindío está fracturada, luego no hay garantía de armonía. 

Somos solo electores, pero no mandantes. A este bello territorio vienen políticos a colonizar y a acaparar votos, después, se van con las urnas llenas y se olvidan de nosotros.

Gustavo Petro obtuvo 113.537 votos en el Quindío, sin embargo, esos ciudadanos no fueron tenidos en cuenta para participar en los diálogos, no somos importantes para el gobierno del cambio, no tenemos nada que aportar, así como no tenemos representación en altos cargos nacionales. Para hacer honor a la verdad tampoco los tuvimos en el pasado gobierno. 

Un grupo de políticos, haciendo alarde de su importancia, se fue a mendigar que nos incluyeran en la foto de los diálogos, pero, dice Jhon Elvis, más bien se nos invitó a Pereira.

Así nos hubieran metido a última hora, ya estamos ninguniados, o nadiesiados. Si toca pedirlo es que desde el principio no nos querían allí. 

Finaliza Jhon Elvis su columna diciendo: “No podemos caer en la discusión bizantina y chauvinista de por qué no se realiza en x o y localidad”. Debo discrepar, el chauvinismo es la creencia de superioridad de un grupo y nosotros ‘no somos nadies’ para el gobierno de Petro. Eso sí, hace 56 años somos un territorio independiente, una cosa es unirse para gestionar —verbigracia la RAP— y otra que nos citen a Pereira porque se rogó que nos escucharan, ¿hasta que la dignidad se haga costumbre? ¡Así no es! 
Nos vemos en la red (0)

Salto sobre el eje

 Tal vez una de las características narrativas más representativas del audiovisual en las plataformas sociales, en los últimos 10 años, son los cortes bruscos que se producen en el discurso del talento en cámara —verbigracia de un youtuber en plena acción—. A esos cortes, que no fueron inventados por los youtubers, pero si descubiertos —según mis análisis— a raíz del desconocimiento técnico y narrativo del lenguaje audiovisual, se les conoce como jump cut o salto sobre el eje, pero en realidad, ahora si con consciencia narrativa y criterio estético, se le deben a quien nos dejara el pasado martes, a los 91 años, por suicidio asistido; el gran Jean-Luc Godard, quien lo usó de una manera magistral en su película Breathless (1960), es cierto que el efecto nació casi con el cine a manos de Méliès, pero con intenciones distintas, más enfocadas al trucaje que a la continuidad narrativa.

Godart inició su exitosa carrera a finales de los 50 en lo que se conoce como la nouvelle vage del cine francés y desde su llegada llamó la atención por las propuestas aventuradas y vanguardistas de su cinematografía, que era libre y original; caracterizada por un montaje, que se permitía explorar, y por el movimiento dentro de la escena —de ambas características nace del jump cut—. Godard fue defensor de la antitrama en la estructuración de las historias que contaba, decía: “Una historia debe tener un principio, un medio y un final, pero no necesariamente en ese orden”. 

Luis Martínez se refiere al cineasta y su creación, en El Mundo de España, así: “En su obra, el cine toma consciencia de sí mismo y de su lugar en el mundo; en cada una de sus películas, la imagen pierde la inocencia de su descubrimiento para adquirir la gravedad y culpabilidad de su destino, de su libertad y de su capacidad de resistencia. Después de él, el cine empezó a contar de nuevo.” 

A pesar de su avanzada edad, su obra más reciente, de una filmografía con más de 100 créditos como director, fue proyectada en el festival de Cannes en el 2018, “El Libro de las imágenes” una película autorreferencial que presenta el montaje cinematográfico dentro de la misma cinta, a partir del plano de unas manos frente a la moviola manipulando el celuloide y una voz en off que dice: “La verdadera condición del hombre es la de pensar con las manos”. La ‘peli’, en tono de ensayo, presenta una serie de reflexiones aparentemente desarticuladas, manteniendo el sello de la antitrama en la estructuración de la obra. 

Godard se fue, pero dejó una impronta en la narrativa de la imagen en movimiento como muy pocos lo han podido hacer, no se trata solo de haber establecido un estilo —que de hecho si lo hizo— sino de dejar herramientas que conforman el catálogo, limitado, de códigos del lenguaje y la narrativa audiovisual. 

Zapping: Circula un audio de WhatsApp donde el representante de las ONG ante el Consejo Departamental de Cultura, hace un llamado a la presidencia del organismo asesor para que discutan sobre la contratación de Ana Lucelly Velasco, por parte de la Secretaría Departamental de Cultura, para asesorar la construcción de la política pública del sector. Hay que decir varias cosas al respecto: 1. Nadie tan profesional, con la experiencia y capacitada para cumplir con esa misión como la Magister Velasco; 2. Desconoce el representante de las ONG que su función es asesorar y no coadministrar. Es, cuando menos, imprudente su llamado, pero podría ser hasta ilegal; 3. La envidia y la inquina no deja de campear en el “sector” que quiere mangonear a la administración pasando por sobre los derechos al buen nombre y al trabajo. Mi solidaridad con Ana Lucelly, también los he padecido. 

Nos vemos en la red (0) 

viernes, 26 de agosto de 2022

Pacto interruptus

 Durante su campaña para llegar a la presidencia de la república, Gustavo Petro prometió un “pacto por la cultura, arte y deporte” en su documento programático se puede leer: “Se fortalecerá la red pública de canales y medios regionales para la producción y difusión de contenidos culturales de alta calidad, enfatizando en las radios públicas y comunitarias. Apoyaremos a los artistas en creación de contenidos para las plataformas digitales como estrategia para la dinamización de la creatividad, impulsando sectores estratégicos como la industria cinematográfica nacional, promoviendo el empleo cultural y los procesos de afirmación identitaria.”

 

Suena bonito. Sacar adelante estas propuestas corresponde a las carteras de Cultura y Tic. Así que miremos en qué andan: 

 

La ministra de cultura hasta ahora ha manifestado un gran interés por cambiar el nombre del ministerio, ya no se llamará MinCultura sino Micasa: Ministerio de las culturas, las artes y los saberes. Muy creativo (!), pero, hasta ahora, la ministra no ha sido nada vehemente respecto a la reforma tributaria y lo concerniente a la eliminación de los estímulos en la producción de libros o para la creación cinematográfica, industria que estaba de manera explícita en la propuesta de Petro presidente. Patricia Ariza se ha dedicado, —casi como activista— al “tejido social” y a la “Paz total” en prospectiva, más no a defender, en tiempo presente, el oxímoron que representa impulsar “sectores estratégicos” como la industria cinematográfica a punta de quitarle lo que ya se había conseguido a fuerza de gestión en otros gobiernos. Por fortuna el senador Gustavo Bolívar se ha puesto la camiseta y ha peleado el asunto escuchando y amplificando el clamor de productoras como Ana Piñeres y un grupo importante de artistas que, valga decir, le hicieron campaña a Francia y Petro. 

 

Respecto al MinTic, al momento de escribir esta columna, 17 días después de la posesión del presidente Petro. No hay ministra nombrada. En cambio sí, toda una telenovela llena de intrigas, politiquería y pulso de poder entre las fuerzas progresistas y otros interesados. Después de días de dilatar el nombramiento de Mery Gutiérrez y pedir nueva terna al partido de la U, —hágame el favor—; ayer se conoció que definitivamente no va por los múltiples cuestionamientos y posibles conflictos, además de la mala imagen que le transfiere a Petro. Aunque en el libro de la historia queda registrado que hizo lo que más pudo por nombrarla. Ahora la terna se baraja de nuevo, esperemos que consideren nombres que han sonado como el de y Alexandra Falla y Diana Celis. Sin embargo, la promesa de fortalecer los canales y la producción de contenidos, hasta ahora, no tiene doliente. En la misma línea no se ha nombrado, ni siquiera se ha hecho un guiño, gerente de RTVC, entidad encargada de los medios públicos nacionales. Allí esperemos que no llegue, como lo sugirió la revista Semana, Hollman Morris, expareja sentimental de la fallida designada MinTic y quien tiene una visión retrógrada y activista de la televisión pública, sin contar con los múltiples procesos e investigaciones que surtieron en su contra cuando estuvo al frente de Canal Capital.

 

Es cierto que apenas está comenzando el gobierno y se le abona a Petro la voluntad de corregir, pero, el hecho de que aparezcan contradicciones como las de la reforma tributaria contra las industrias culturales dejan la idea de que hay un pacto interruptus y que el equipo no está sintonizado.

 

Nos vemos en la red (0)

Tapas


 

El colegio y el Arte II.

 En la ‘clase’ pasada nos quedamos en que el MinEducación quiere articular la educación básica y secundaria con las artes. Y recordamos que, durante el gobierno del Padre Carlos Eduardo Osorio, bajo la secretaría de Cultura de James Gonzáles, se creó un proyecto denominado primaria y bachillerato artístico, con resultados que fueron validados por la comunidad educativa y los entornos familiares y sociales de los estudiantes.

 

La importancia de la formación en artes para estos jóvenes es que permite desarrollar el componente emocional en la medida en que los estudiantes se expresan de diferentes maneras a través del canto, el baile, la interpretación de instrumentos musicales y la actuación. La formación en artes fomenta la disciplina y la constancia y genera buenos hábitos, esto se refleja en mejores resultados en su desempeño en otras materias académicas y una actitud positiva del estudiante frente a la vida, El objetivo de un programa como este, es educar con el arte y para el arte, así, se logran desarrollar en los niños otras fortalezas como: imaginación,disciplina,integración y creación.

 

Como resultado del primer año de trabajo, según un informe de la gobernación 2016-2019, los directivos de las Instituciones Educativas beneficiadas afirman que  la población infantil incorporada a la Primaria Artística mostró cambios significativos consistentes en: mayor compromiso en cuanto a la asistencia a las clases, mejor comportamiento social, respeto, disciplina, orden, capacidad de memorizar y de seguir instrucciones, ejecutar acciones en equipo y mejoría en su rendimiento académico, pero como si fuera poco, los grupos de estudiantes-artistas desarrollaron numerosas presentaciones para diferentes públicos, desde sus compañeros, pasando por sus padres y acudientes hasta presentaciones en escenarios de gran envergadura como el Centro Cultural Metropolitano de Convenciones del Quindío. Fueron más de cien presentaciones que llegaron a un número muy importante de espectadores, a esto se le podría denominar un cambio de vida a través del arte.

 

Parte de la estrategia pedagógica, que permitió los resultados descritos, fue incorporar las materias de artes a las mallas curriculares de las Instituciones Educativas  y programar las clases de tal manera que no quedaran aisladas de las materias académicas —matemáticas, sociales, literatura, etc.—, sino, que se cursaran de manera intercalada para generar la certeza en estudiantes y cuerpo docente de que  estas materias son tan importantes como las demás, también el programa buscó incrementar el número de horas dedicadas a las artes, hasta el 2016 se asignaban dos horas semanales a estas actividades, en 2018 los estudiantes tuvieron una intensidad de diez horas a la semana distribuidas en, por lo menos, dos áreas artísticas de las tres posibles: música, danza y teatro. Esto, además, llevó a destinar más y mejores espacios y dotación. Un indicador revelador del cambio positivo de llevar la cultura a la educación formal en el Quindío fue el incremento sustancial en la contratación y nombramiento de artistas para la enseñanza, previo a la Primaria Artística, en diez años, la Gobernación del Quindío contrató tres profesores de artes, mientras que desde 2017, cuando iniciaron las clases de artes con mayor intensidad horaria, se vincularon veinte docentes, todos maestros en artes o artistas consagrados en cada una de sus áreas.

 

¿Qué pasó con el programa en el Quindío? La falta de visión y el revanchismo del primer secretario de cultura del presente gobierno, ‘cariado’ por un “sector” mezquino, no le permitió comprender lo que esto representa como semillero de artistas, pero, sobre todo, de seres humanos.

 

Nos vemos en la red (0)

miércoles, 17 de agosto de 2022

El colegio y el Arte I.

 Siempre se ha dicho que el arte es un vehículo de canalización de energía positiva y la herramienta más efectiva para alejar a los jóvenes de los vicios y los malos comportamientos, pero a pesar del amplio conocimiento que hay del tema, en Colombia son contados los programas de primaria y bachillerato que se enfocan en entregar educación formal en artes. Uno de los pocos, ejemplo y modelo nacional, está en el Quindío, se trata de Fundanza.

 

El ministro de educación, Alejandro Gaviria, manifestó esta semana la intensión de trabajar en asocio con el sector cultura “para tener una jornada extendida donde la cultura , las artes, la música, hagan parte de la educación.” Esa idea se me hace conocida. 

 

El exgobernador Padre Carlos Eduardo Osorio, desde el inicio de su mandato y por los cuatro años de gobierno, puso al frente de la Secretaría de Cultura a un artista y gestor quien, por su conocimiento y experiencia en el tema, sacó adelante un ambicioso programa de formación en artes en las instituciones educativas públicas del departamento. Desde el primer semestre del 2016, James Gonzáles Mata inició la estructuración del programa Primaria Artística, estableciendo los parámetros que deberían determinar la operación de un proyecto que, hoy, se puede calificar como exitoso.

 

El diagnóstico inicial arrojó como resultado que el 93% de los estudiantes de primaria de las Instituciones Educativas del Quindío, no recibían educación en las áreas artísticas de manera formal, por cuenta de que la legislación, ley 115 de 1994, deja en libertad a los rectores para que determinen la intensidad horaria y la manera como se incorporarán las artes a las mallas curriculares. Para cambiar esto, James Gonzáles consiguió realizar un trabajo articulado de manera transversal con las secretarías de cultura, educación e infraestructura. Inicialmente, el reto para el secretario de cultura consistió en encontrar rectores aliados que estuvieran de acuerdo con modificar sus Planes Educativos Institucionales y permitieran aumentar la cantidad de horas asignadas a las artes, convirtiéndolas en asignaturas principales y no en lo que popularmente se conoce como ‘costuras’. Se socializó la idea a los rectores, en busca de encontrar un colegio piloto, pero fue tal la acogida que en 2017 inició el programa en: Buenavista, Calarcá, Circasia, Montenegro, La Tebaida y Quimbaya; lo que constituye el 50% de los municipios del Quindío, cada uno con, por lo menos, una Institución Educativa, pasando de cero colegios a doce en 2017; en 2018 se incorporaron tres más, lo que representó un crecimiento del 25%. 

 

El Panorama de la educación pública en el Quindío, en el gobierno del Padre Carlos Eduardo, mostró un importante aumento en cuanto a la dedicación de los estudiantes a las actividades que contribuyeron a su progreso académico, en ese sentido se pasó de cero alumnos matriculados en jornada única en el departamento en el año 2015 a 17,542 a junio de 2018 distribuidos en 47 Instituciones Educativas, y de estas, 10 ofrecieron, como parte de la formación en jornada única, clases en áreas artísticas.

 

El programa Primaria Artística en 2017 se enfocó en las instituciones educativas ubicadas en los barrios más vulnerables de los municipios del departamento del Quindío en grados 3ro ,4to y 5to de primaria; en 2018, como fruto del proceso de avance escolar, se dio inicio al Bachillerato Artístico, superando los 1800 estudiantes distribuidos en 60 grupos. Se trató de un programa que sacó sonrisas a estudiantes, padres de familia, profesores y sobre todo, a la comunidad que disfrutó de los resultados creativos y de mejores seres humanos.      

 

En la próxima columna veremos el impacto de la educación artística en los estudiantes de colegio, razón por la que es muy pertinente la propuesta del ministro Gaviria, quien debería escuchar a un experto, como James Gonzales Mata, quien ya sabe cómo se implementa el proyecto.    

 

Nos vemos en la red (0).

 

lunes, 8 de agosto de 2022

Industria Audiovisual en Alerta

Líderes de las grandes casas productoras de la industria audiovisual en Colombia han lanzado una alerta por el anuncio de la eliminación de la economía naranja, y con ella los incentivos CINA, en el gobierno de Gustavo Petro.

 

Ana Piñeres, productora y ejecutiva de CMO producciones, indicó en su cuenta de tuiter: “Al retirar dichos incentivos estaríamos perdiendo espacio y renunciando a una posición ganada a pulso en una industria que se mueve mundialmente y donde Colombia ya puso su sello creativo y competitivo.” La productora hizo un llamado al presidente electo para debatir el tema.

 

Lo que ha sucedido con la producción audiovisual en Colombia es el fruto de 20 años de lucha continua de líderes: productores, directores, actores, etc. Que han hecho un trabajo de política audiovisual para impulsar leyes y regulaciones que atraigan inversores y motiven a creadores a lanzarse a producir.

 

Hacer una película era una quijotada hace 25 años, casas y herencias familiares quedaron en el camino de la producción cinematográfica y muchas de las obras no alcanzaron a ver la luz. Sin embargo, con la promulgación de la ley de cine, que permite emitir certificados tributarios deducibles a quienes apoyen la producción, debidamente reconocida; se inició un camino que, como dice Ana Piñeres, tiene a Colombia hoy en el foco de la producción audiovisual a nivel mundial. 

 

Solo para hacerse una idea, en lo que a cine respecta, en el 2000 se produjeron 3 películas en Colombia, mientras que en 2019 169. En total, entre 2000 y el 2020, se produjeron casi 500 películas nacionales. 

 

Si miramos la situación de la producción de series prime para grandes plataformas de streaming, el panorama también es alentador, son muchas las oficinas de empresas como Netflix o HBO que han abierto en nuestro país y que, incluso, se han convertido en la sede para Latinoamérica para la gestión de contenidos. ¿Por qué? Porque la política audiovisual ha brindado garantías tributarias que hacen atractivo el territorio como locación y como prestador de servicios de producción. Esto, en últimas, representa la dinamización de un mercado que tiene muchos profesionales pero pocos medios —canales, plataformas, etc.— para ejercer. Tanto talento en cámara como equipos creativos y de producción nacionales han sido beneficiarios de este crecimiento que se podría poner en riesgo si, de un plumazo, se eliminan los incentivos, por la visión politiquera de borrar todo lo que los antecesores hayan hecho.

 

Ante algunas voces de protesta, la ministra designada de cultura trinó: “No vamos a acabar las economías creativas. No vamos a acabar Cocrea. Lo que vamos a hacer es otorgarle a las culturas, a las artes y a los saberes el lugar que les corresponde en el ministerio. La cultura será multicolor!”.  Aunque la sentencia busca dar tranquilidad no toca directamente el núcleo del temor, en cambio, deja la inquietud de si el ministerio de cultura, desde su creación en 1997, no le ha dado “el lugar que les corresponde” a las artes, dentro de las que está el audiovisual. Otro arrebato de creacionismo mesiánico. Además, finaliza la discusión en un terreno fútil, de la economía naranja a la multicolor. Ya no tendremos ejemplos de cómo funciona la política cultural a partir de vasos de jugo de naranja y agua, sino de salpicón de frutas.

 

Nos vemos en la red (0)

 

 

viernes, 29 de julio de 2022

Reflectores a lo popular

 Durante ya casi veinte años, uno de los programas de mayor audiencia del canal regional Telecafé, si no el de más, ha sido el Despecho; realizado por Produvisión de Jorge Hoyos. Este programa fue pionero en la emisión de videos musicales del género popular y lo traigo a colación por la lamentable pérdida para la cultura nacional acaecida antes de ayer por el deceso de Darío Gómez, quien fuera protagonista permanente del programa y de quien, como indica su productor, tenían mayor demanda: “Sus primeros videoclips tuvieron cabida en este espacio y su música siempre es la más solicitada por los televidentes.”

 

Entre 2006 y 2012 tuve la maravillosa oportunidad de trabajar en Telecafé, primero como Jefe de Producción y Programación y luego como Gerente General. Allí, me esforcé por acercar el canal a la comunidad, por llevar las unidades móviles a las plazas y hacer protagonistas a los talentos locales. En los recorridos había un común denominador, la gente preguntaba por El Despecho, referenciaban al canal con este programa, los domingos el televisor estaba encendido con la música popular y el volumen a toda potencia. Tanto citadinos como campesinos, en esta región, han convergido en la música popular y de despecho, que es referente general de toda una estética.

 

Darío Gómez reflejó en sus letras y sus interpretaciones la esencia de la gente del común, de sus vivencias íntimas, de sus entornos, pero a su vez las vistió de smoking, como dijo Jhonny Rivera. Así abrió el camino para un grupo, no pequeño, de artistas populares que han querido seguir sus pasos, muchos de ellos como testimonio de los frutos del esfuerzo y la persistencia, muchos con historias de superación que demuestran que es posible pasar de la vida de barrio o de campo a ser parte del sistema de estrellas populares.

 


Lo medios de comunicación y, ahora, las plataformas sociales, juegan un papel fundamental en este arco de transformación del que son protagonistas algunos de los artistas de la música popular. Allí entra El Despecho, Jorge Hoyos entendió la importancia de dirigir los lentes y los reflectores hacia este género, que antes era de nicho, dignificó a sus artistas y les abrió espacios en diferentes plataformas. 


Premios El Despecho. Dario Gómez

 

Con alguna frecuencia les digo a mis estudiantes que El Despecho es uno de los primeros proyectos transmedia de la región, sin proponérselo como tal, Jorge Hoyos tomó la narrativa popular y la expandió a diferentes soportes. Cuenta con un acervo de más de 1200 horas de videos musicales y entrevistas que se han emitido por Telecafé y por RCN internacional. —Un tesoro para la memoria audiovisual del género popular— Se inventó unos premios de ‘alto turmequé’ en los cuales —como debía ser— se homenajeó a Darío Gómez con el galardón de Trayectoria Musical, ha realizado conciertos en múltiples plazas, tuvo una Revista sobre la misma temática y realizó giras internacionales. El epítome de lo transmedial. 

 

Paz en la tumba de Darío Gómez y gracias al Despecho por haber abierto un espacio para esta música que representa parte de la cultura popular.

 

Zapping: Leído en el Twitter de @Paterpau “Parece que el nuevo congreso va a ser Twitter con micrófonos”. Y… sí.

 

Nos vemos en la red (0)

sábado, 23 de julio de 2022

Evolución de los medios

Ayer, en el marco del desfile de independencia en la ciudad de Armenia, se apreció un gran despliegue mediático del evento en las plataformas digitales. Al hacer un desplazamiento por Facebook proliferaban las imágenes transmitidas en vivo y en directo. Me decanté por la transmisión de La Crónica, sobria y  mesurada, la seguí y aprecié de principio a fin.

 

El hecho mediático me hizo reflexionar sobre la evolución de los medios —masivos convencionales y de los digitales alternativos— todos, sin importar su naturaleza -sonoros, audiovisuales, escritos, multimediales— todos, se valen de la imagen en movimiento para complementar, o incluso para jalonar su propia narrativa. 

 

Hasta este punto, todo bien. Guste o no, el video sigue siendo el rey, ¿pero qué tipo de video están transmitiendo los medios que originalmente no son audiovisuales? Esta discusión la había dado en otra columna refiriéndome a las producciones de los eventos culturales realizados en pandemia, y se puede poner en actualidad respecto al caso que nos ocupa. 

 

El audiovisual, como su nombre lo indica, es la sumatoria de dos lenguajes, el sonoro y el de la imagen en movimiento, cada uno con sus reglas —que como en las ciencias sociales pueden ser rotas sin consecuencias relevantes—, pero, que para efectos de lo que pretende un lenguaje cumplen con la función de facilitar la comprensión general de la audiencia. Es decir, salvo que se quiera lo contrario en un ejercicio experimental, lo que busca es que los espectadores conecten, disfruten y entiendan perfectamente el mensaje. 

 

La manera como se logra el objetivo antes expuesto es creando una estructura narrativa natural, partiendo de la pregunta ¿cómo vería esto yo si estuviera en ese lugar? Después, agregando valores adicionales que justifiquen el uso del medio, por ejemplo, los ojos no hacen zoom in —entendido como un acercamiento de la imagen a partir del movimiento interno de la óptica de la cámara— entonces un zoom para dar detalles de lo que sucede en el evento sería un adicional que atrae a la audiencia. En muchos casos para lograr esto se requiere una mínima estructura técnica audiovisual. —En un paralelo, un odontólogo necesita su instrumentación para trabajar—, pero, en algunos casos, la evolución de los medios ha llevado a reemplazar toda la infraestructura de producción: audio, video, transmisión; por un celular. Y bueno, es válido que se aprovechen los recursos de los que se dispone, pero entonces ayudaría mucho conocer y usar las alternativas que dan las aplicaciones que simulan equipos de producción en dispositivos móviles. Además, es clave el correcto uso narrativo del audiovisual. Volviendo a ¿cómo vería un espectador el evento? Seguramente —la gran mayoría de la audiencia—  no lo haría como una polilla revoloteando de manera errática, sin embargo, algunas de las plataformas transmitieron el desfile del 20 de julio justamente así. 

 

La diferencia entre un aficionado que quiere mostrar, desde su perspectiva, lo que está viviendo y un profesional de la comunicación, es que este último conoce los lenguajes, la narrativa del medio que usa y la importancia de respetar a la audiencia.

 

Zapping: María Jimena Duzán se prestó para lavarle la cara Sebastían Guanumen. Amplificó sus lágrimas de cocodrilo justificando la acción de correr la línea ética en la comunicación digital de Petro y a la periodista le pareció que estaba bien. Eso es relativismo informativo y es lo que, infortunadamente, nos espera.

 

Nos vemos en la red (0)

Descargue Carmesí en Pdf