Descargue Carmesí

Descargue Carmesí
Carmesí es un libro ilustrado de Microcuentos, disponible bajo licencia Creative Commons 4.0 (CC,BY) escrito por Jorge Urrea. Siéntase libre de Descargarlo y compartirlo

Galería de Flickr

Created with flickr badge.

Youtube

miércoles, 29 de junio de 2022

Un siglo de Nanook

 El denominado primer y mejor documental de la historia llega a 100 años de existencia. Nanook, el esquimal(1922) fue rodado por el documentalista norteamericano Robert Flaherty en el norte de Canadá y cuenta la historia de una familia de esquimales y sus vicisitudes en un ambiente hostil.

 

Recuerdo que cuando impartía mis primeras clases, en la universidad del Quindío, no había podido conseguir la película en vhs para compartirla con los estudiantes, Nanook entonces, era una historia audiovisual narrada, pero igualmente fascinante. Hoy, por fortuna, el documental está completo en YouTube y pude ser visto por todo aquel que quiera sumergirse en una joya histórica, que estableció pautas del género en aspectos visuales, pero sobre todo narrativos y de montaje.

 

Afirmaba Flaherty que "La finalidad del documental es representar la vida bajo la forma en que se vive". Así se narró Nanook, en una convivencia cercana a la comunidad, si se quisiera llevar a términos de investigación social, fue más que un ejercicio de etnografía y se convirtió en investigación-acción. El documentalista se sumergió en la vida de la comunidad y la narró, con el objeto de comunicar al que él denominó el hombre de la calle, los problemas que agobian a sus semejantes. 

 

En un texto muy corto escrito en 1939, donde da cuenta de su experiencia en varias producciones, incluyendo Nanook, el documentalista afirmó: “el ‘extranjero’, sea cual fuere su apariencia externa, no es tan sólo un ‘extranjero', sino un individuo  que alimenta sus mismas exigencias y sus mismos deseos, un individuo, en última instancia, digno de simpatía y de consideración”. 

 

Pero además del fondo —en términos de la investigación científica— y gran valor cultural, Nanook el esquimal, representa la piedra angular de una nueva forma de narración documental. La obra mezcla la recreación histórica del día a día de una comunidad, que comenzaba a ser modificada por la intervención de la ‘civilización’. Flaherty se valió de miembros reales de dicha comunidad y escenificó algunos modos de vida, pero con rigor histórico. En locaciones y, podría decirse, con actores naturales que se representaban a sí mismos y a sus antepasados recientes.  

 

Las imágenes fueron montadas de manera cronológica y valiéndose de técnicas que apenas si se usaban en el entonces naciente cine de ficción. Se pueden apreciar montajes alternados que presentan diferentes situaciones de la vida esquimal de una manera cadenciosa y con intención dramática. Así, se puede pasar de una escena tensa de cacería a una de juego y divertimento familiar. 

 

Nanook, el esquimal, dejó planteada la exigencia de hacer imágenes bellas, de combinar dimensiones del plano, de establecer personajes y ordenar las escenas de manera que el espectador no se pueda parar de su silla. Por eso es, y seguirá siendo, el padre de los documentales.

 

Zapping: Un nuevo verbo ha nacido en el argot de la comunicación política. Guanumear ”Dícese de persona que transgrede línea ética moral con el objeto de eliminar rivales en cualquier tipo de proceso selectivo”. @edgarcepedav

 

Nos vemos en la red (0)

martes, 21 de junio de 2022

La heterogénea televisión

 El programa de inauguración de la televisión en Colombia, que recién cumplió 68 años el 13 de junio de 1954, incluyó una alocución presidencial, música, noticias y una adaptación del cuento El Niño del Pantano. Desde su nacimiento, en nuestro país, la televisión ha sido un medio heterogéneo, es decir, generalista, como se le conoce en el argot de los medios masivos de comunicación a los que se enfocan en audiencias amplias a partir de ofrecer múltiples géneros y formatos como parte de su catálogo de contenidos.

 

La cultura fue, desde el comienzo, medio y fin en la televisión nacional. “Medio” porque se usó como canal, como instrumento de otras formas culturales, por ejemplo, el teatro o la música. No hay que olvidar que el gran Maestro Olav Roots dirigió en vivo y en directo la Sinfónica Nacional. Y “fin” porque a partir de las características narrativas del,entonces, nuevo medio de comunicación se han ido creando —nótese que escribo en presente continuo— narrativas propias que hacen que la televisión misma se establezca como forma cultural.

 

A pesar de la evolución del medio, presentada en etapas por teóricos como Umberto Eco: paleotelevisión y neotelevisión y complementada por otros autores como Scolari con la hipertelevisión; las bases estructurales, respecto a los contenidos heterogéneos, se mantienen. En otras palabras, seguimos viendo noticieros, seriados, novelas, documentales, reportajes, realities, concursos, etc. 

 

La televisión ha sido considerada como un fenómeno cultural y educativo desde su nacimiento y el surgimiento de nuevas alternativas mediáticas digitales, si bien ha ganado terreno, no la ha enterrado como muchos vaticinaron. Una publicación de Prensario Internacional demuestra que desde 2014 a la fecha la televisión por suscripción no solo no ha decrecido, sino que en algunos países de América Latina ha crecido levemente. Según los estudios de Ibope, la televisión en Colombia ha recuperado su audiencia, superando las cifras prepandemia “el consumo de TV abierta logró sobrepasar en casi 1% los niveles de 2019, pasando de 10,2 millones de personas diarias a 11,4 millones y de 3 horas a 3,4” afirmó Carolina Ibargüen, managing director de Kantar IBOPE Media en Colombia.

 

Esa Tv que efectivamente se está consumiendo, como lo acabamos de leer según Ibope, no es cine, ni audiovisual, es televisión. La aclaración es pertinente porque hay quienes creen que existe una jerarquía de medios y de géneros, de tal manera que dan mayor valor estético y narrativo a, solo por mencionar un ejemplo, el documental ‘para cine’ por sobre la noticia o el reportaje. Pero no, la magia de la televisión está en que no discrimina, está dispuesta para narrar historias desde cualquier género y abierta a la hibridación de formatos. 

 

Hoy la línea divisoria entre un soporte de difusión y otro es muy delgada, al igual que línea estética y producción, puesto que el factor calidad, gracias a la digitalización y democratización de la tecnología audiovisual, no es exclusivo de ciertos medios. Lo que nos corresponde a los productores y realizadores es aprender a diferenciar los soportes y sus narrativas para aplicarlos según sea necesario, y no asumir posturas de superioridad.

 

¡Que sean muchos años más de televisión con múltiples formas de narrar! 

 

Nos vemos en la red… y en la tele(0)

Fauna Urbana





 

Zapatero a tus zapatos

 El origen del popular adagio “zapatero a tus zapatos” se le atribuye a Apeles, el gran pintor griego de la edad antigua. 

 

Plinio el viejo, en su libro Historia Natural, relata la anécdota de Apeles, quien exponía una de sus obras a las afueras del taller cuando uno de los transeúntes, que era zapatero, se percató de que las sandalias del personaje del cuadro no correspondían con las características reales de la prenda. De inmediato abordó al pintor y llamó la atención sobre el fallo. Apeles atendió la sugerencia, hizo el cambio y expuso de nuevo la obra. Poco tiempo después, el mismo zapatero, honrado por la atención recibida, volvió a opinar sobre la pieza, esta vez, sobre las proporciones de las piernas. Pero ante el atrevimiento, el pintor indignado respondió: “Que el zapatero no juzgue arriba de los zapatos”.

 

La anécdota relatada por Plinio ha sufrido múltiples transformaciones en aras de significar que cada cual debe limitarse a opinar sobre lo que sabe y no intervenir en los temas de los demás. Aquí van algunas variaciones reseñadas en la web: “Cada uno a lo suyo”; “Cada cual por su vereda”;“Cada uno en su negocio sabe más que otro”; “Cada uno en su oficio es un rey”; “La misa, dígala el cura”, y la que más me gusta, “Cada uno en su arte”. 

 

Una premisa básica del arte de la producción audiovisual, expuesta de manera muy clara por la asistente de dirección y bloguera española Eva Ferradas es: “no te metas en el trabajo ajeno. Nunca. Somos un equipo, sí, pero salvo casos en los que haya mucha confianza… deja a cada loco con su tema. Casi siempre es lo mejor para todos.” La deducción surge de una anécdota que relata en su blog y que se resume en este diálogo que ella presenta: —…¡Estoy hasta los mismísimos cojones de que me traigáis niñatos de mierda a los rodajes! ¿Pero de dónde sacáis a esta gente? ¿Quién cojones se cree que es la gilipollas esta para meterse en algo de lo que no entiende?—. “La cosa siguió así un rato y yo me quise morir. Como habréis deducido, el tipo además de no ser nada simpático, era el Director de Fotografía. Y yo una niñata sin experiencia que acababa de opinar sobre su trabajo.”.

 

Hay quienes van más allá y trascienden de los comentarios a la acción. Quienes se atreven a hacer o enseñar cosas de las que no saben, eso, raya con la deshonestidad y más aún si se realiza con un coctel de intrigas y mentiras inescrupulosas para sacar del camino a quien pueda representar un riesgo para su mediocridad. Así que mejor, zapatero a tus zapatos.

 

Zapping: La directora de comunicaciones de la campaña de Rodolfo Hernández ha contado detalles de su estrategia digital y aparecen dos elementos que seguro serán temas de estudio en la academia: Una aplicación que estructura una suerte de comunidad multinivel, que me recuerda la red social y página web creadas para Obama, y la comunicación casi directa a través de grupos de WhatsApp segmentados. Mientras tanto Petro, que es más joven, le apuesta a las vallas y a las cuñas radiales de ataque —denigrante— al opositor. No hay que olvidar los reclamos de las barras bravas de Petro por la cantidad de vallas de Fico en primera vuelta, pero… ahora si no les molestan las de su candidato.

 

Nos vemos en la red (0)

jueves, 26 de mayo de 2022

Descripción gráfica

 





Semana de la Comunicación en la UQ

 Desde ayer la comunicación social es la protagonista en la Universidad del Quindío. Durante estos días las mujeres comunicadoras son el hilo conductor, el alma y nervio epistemológico del evento, quienes disertarán y presentarán sus experiencias sobre el eje “Mujeres, Comunicación y Escenarios de Transformación”.

 

El evento fue instalado por la decana de la facultad de Ciencias Humanas y Bellas Artes, Mildred Gutiérrez,     y la directora del Programa de Comunicación Social, quienes destacaron la labor de las egresadas que han impactado en escenarios profesionales en todos los niveles y rincones. Este evento permite ampliar las miradas de las mujeres que “son sinónimo de fertilidad, de fortaleza, liderazgo, lucha, historia, sensibilidad, inteligencia, resiliencia” dijo la directora, Lina León.

 

La conferencia inaugural estuvo a cargo de María Paula Martínez, en representación de la Fundación para la Libertad de Prensa, e inició con la imagen de 4 mujeres periodistas que han sido asesinadas en el mundo en los últimos días. Hay una doble condición de riesgo: ser periodista y mujer, indicó. 

 

La académica hizo un recorrido por las narrativas mediáticas, respecto a la mirada que proyectan de la mujer, y llamó a la reflexión sobre cómo desde los propios titulares se violenta a las mujeres por cuenta de prácticas culturales arraigadas. Finalizó planteando la necesidad de generar conciencia en los medios, donde siempre debería haber alguien de la redacción con claridad para no dejar pasar textos violentos contra las mujeres o en general de género. También hizo un llamado a formar pensamiento crítico en estudiantes y profesionales, reconociendo, si, que es un trabajo complejo y lento. 

 

A los paneles asistieron destacadas exalumnas como la talentosa Lina Moreno, una profesional uniquindiana que hoy está al frente, como directora, del Canal Institucional y se ha desempeñado en importantes cargos en la televisión nacional y regional. Lina es un orgullo para el programa y para el Quindío. En la mesa estuvieron también la egresada de la UQ Ángela Arboleda, una experimentada mujer de radio que ha pasado por cadenas nacionales ejerciendo el periodismo y hoy es la Jefe de Información y Opinión de Radio Nacional. Con ellas, Laura Sofía Mejía, directora de la agencia Baudó. El panel fue moderado por la profesora Sandra Leal Larrarte.

En una amena y enriquecedora charla con los estudiantes, las panelistas contaron como ha sido su experiencia profesional y el relacionamiento con sus compañeros de trabajo y fuentes, resulta enriquecedora su experiencia porque, a pesar de los prejuicios de género, han sobresalido y conseguido espacios a pulso con trabajo y talento. Además, reflexionaron sobre el deber ser como profesionales, a partir de casos puntuales.

 

Hoy la línea de las conferencias, paneles y talleres gira entorno a la comunicación organizacional y cuenta con la participación de la profesora mexicana Zazil Chagoya y destacadas egresadas uniquindianas. 

 

En hora buena por estos espacios y felicitaciones al programa, su directora y los organizadores. Quienes quieran asistir a lo que resta de las conferencias, el ingreso es libre, encontrarán la programación en el Instagram @cspuniquindio. 

 

Zapping: La mediocridad es hermana de la mezquindad, pero como dijo Ulpiano sobre la justicia “a cada cual lo suyo”.  

 

miércoles, 4 de mayo de 2022

Una caja de música

 Con mucha tristeza se recibe el fallecimiento de Jhon Jaramillo, una caja de música que sonaba al ritmo de la cultura y el civismo en Armenia y el Quindío.

 

Por allá a principios de los 90, si la memoria no me falla, Johon fue mi maestro de historia del teatro en el Instituto Popular de Cultura. Sus clases eran un monólogo rítmico y cadencioso que en lo personal marcó el proceso intelectual, dejó enseñanzas que hasta el día de hoy repaso en algunas de mis clases, cuando hablamos de la “remediación” como parte de la evaluación mediática. El origen de la televisión como medio, tuvo que ver con la radio y el teatro, y este, con la evolución ritual de las Dionisiacas. Jhon Jaramillo las explicaba como un cuento en ese pequeño salón del segundo piso de la casa donde funcionaba el IPC, ubicada en la esquina de la carrera catorce con calle novena.

 

Su aporte a la cultura quindiana queda escrito en la historia al ser cocreador, con Luis Fernando Ramírez, de una manifestación cultural inmaterial que representa nuestra identidad en Colombia y en el mundo. 

 

La última vez que conversé con él, en el año 2013, ya estaba resguardado en su apartamento, lo llamé para preguntarle sobre su opinión respecto al Yipao, apropósito de un evento que se denominó Colombia País de Carnavales, al que yo reclamaba por la ausencia del Yipao como manifestación cultural. Jhon no quiso ser citado en mi columna, pero mostró inquietud por el manejo que se le estaba dando al evento y el giro que estaba tomando respecto a las categorías que no hacen honor al origen mismo del Yipao. Fue un gusto, como siempre, escuchar de viva voz —algo cansada, hay que decirlo— la historia de cómo el caballo de acero se volvió identidad regional.

 

Le recordaremos portando el bastón de la cruz en la Procesión de la Soledad, siempre pendiente de la Virgen. También por la familia Castañeda, en general por ser un digno representante del civismo en Armenia e incansable impulsor de la cultura regional. ¿Quiénes, como él, están pensando el Quindío en este momento? ¿Cuáles serán sus legados? 

 

Paz en la tumba de Jhon Jaramillo. 

 

Zapping: El cinismo de los exguerrilleros de las Farc no tiene límite. A los eufemismos de nuestro coterráneo alias Timochenko, respecto al abuso de menores; las declaraciones de Sandra Ramírez sobre las “comodidades” y las “camitas” de los secuestrados por el grupo guerrillero; ahora se suma el ‘honorable Parlamentario’ alias Marco Calarcá a decir que: “En la Habana no se pudo demostrar que éramos narcotraficantes”. Les salimos a deber.

 

Nos vemos en la red (0)

domingo, 24 de abril de 2022

 El mundo del entretenimiento cambió cuando los modelos lineales de consumo de contenidos de los medios masivos de comunicación, —radio, prensa impresa, televisión convencional— dieron paso, que no es lo mismo que morir, a las denominadas OTT: plataformas en línea que permiten el consumo por demanda; popularizando el concepto de: “donde sea y cuando sea”, es decir, a las posibilidades de ver, escuchar o leer contenidos sin tener que esperar las condiciones ideales para hacerlo o la programación específica en un medio masivo.

 

Pero como todo en el vertiginoso mundo de la comunicación, en estos tiempos de desarrollos constantes, las cosas parecen que, de nuevo pueden cambiar.

 

Netflix, la compañía que revolucionó la manera de ver películas y series, que puso a temblar a la industria del cine y que, de hecho, determinó nuevas formas de producción y consumo. Está entrando en una crisis por cuenta de un hábito que comienzan a describir los investigadores, principalmente en la denominada población milenial, como “churn and return”. 

 

El abandono y retorno se ha descrito como la acción de contratar, abandonar y después volver, de manera continua, a un servicio de streaming como: Netflix, Amazon, etc. Esto, en términos de proyección de usuarios, un dato usado para negociaciones en mercados de valores, y sumado a los ingresos directos que produce el abonado, impacta en el modelo de negocio.

 

Ya habíamos advertido en esta columna que la gran cantidad de servicios de streaming, si bien presenta una oferta gigantesca de obras audiovisuales, va directamente en contra del bolsillo. Ante esto, la respuesta de los usuarios es la ya explicada, se suscriben porque les atrae una serie, la ven, cancelan y se suscriben a otro servicio para ver otra, y así sucesivamente. 

 

Netflix, después de haber proyectado un incremento de 2.5 millones de usuarios para este 2022, informó que al primer trimestre del año ha perdido 200.000 suscriptores, augurando que podría cerrar el segundo trimestre con 2 millones de usuarios menos.

 

Todo esto evidencia la posibilidad de un cambio en el modelo de negocio, más, si se consideran las declaraciones de Netflix respecto a la cantidad de cuentas compartidas que registran los usuarios. Esto deberá poner en alerta a los suscriptores, ya que la compañía contempla un mayor control en el uso de las claves compartidas —fáciles de identificar por la georreferenciación de los dispositivos donde se visualizan los contenidos—. También se está hablando de la posibilidad de incluir comerciales, en un modelo que bajaría los precios de la suscripción, pero incluiría los auspicios, que son incómodos para los usuarios.

 

Zapping: Ante la infortunada gestión del Pacto Histórico en La Picota para repartir perdón social discrecional; Daniel Coronell con la revista Cambio, y Noticias Uno, han salido a lavarle la cara al candidato Petro. Curioso, porque los petristas son muy críticos de medios como Caracol y Rcn, según ellos por sesgados, pero ahora tienen medios de bolsillo conjurando la crisis. —El doble racero—.

 

Nos vemos en la red (0)

  

 

viernes, 15 de abril de 2022

El talento del alcalde

El pueblo de Armenia, como el hombre que se marchó, en la parábola de los talentos escrita en Mateo 25 14:30, le entregó a su siervo —el alcalde— una ciudad para que administrara sus bienes. En esa parábola el señor dio a cada uno, según sus capacidades, mayor o menor responsabilidad “A uno dio cinco talentos, y a otro dos, y a otro uno”.

 

Los primeros siervos pusieron a producir los recursos y se los devolvieron con creces a su señor. José Manuel —ex banquero que debería saber de inversiones— es el tercer siervo, el de un talento: “Señor, te conocía que eres hombre duro, que siegas donde no sembraste y recoges donde no esparciste; por lo cual tuve miedo, y fui y escondí tu talento en la tierra…” 

 

Eso es lo que hizo exactamente el alcalde al autorizar el cerramiento de las bodegas frente a la estación del ferrocarril, enterró el talento en vez de ponerlo a producir. Mandó a tapar con ladrillos las entradas. Como testimonio queda una imagen que me lleva a otra metáfora: la del sepulturero que cierra la bóveda. Las sepultó en vez de resucitarlas —para hablar en términos de esta semana de recogimiento y pasión—.



 

Ese espacio, que otrora fuera un hotel para los camioneros y que hoy sobrevive a pesar de los gobiernos municipales. ¡Sí!, no es gracias a ellos, sino a pesar de su desdén e ignorancia, forma parte de un conjunto de 7 edificaciones del sector con valor patrimonial, consideradas como Bienes de Interés Cultural de la Nación (BICN), y deben intervenirse bajo los parámetros establecidos por el plan de manejo existente y no al arbitrio de un funcionario. Sabrá Dios asesorado por quien. —Bueno, yo si lo imagino.—

 

El Concejo de Patrimonio, encargado de vigilar y asesorar lo relativo a este tema en el Quindío, se manifestó mediante un comunicado el pasado 22 de febrero indicando que, “no encuentra eco en ninguna de las instituciones encargadas por la Ley del manejo de dicho BIEN; además de la ausencia del ejercicio de pertenencia, existe una falta de criterio y de entendimiento del desarrollo de los instrumentos que da la ley; resulta imposible que un conjunto de abogados no logren dar soluciones y caminos posibles que impidan el absurdo abandono y deterioro del BICN” y finalizan con un pertinente llamado “el Consejo Departamental de Patrimonio, solicita a los entes de control, quienes seguramente conocerán el tema, Acciones Perentorias de Urgencia y a la alcaldía y a su administración, el cumplimiento de sus obligaciones con el patrimonio de la nación.”

 

El llamado ,infortunadamente, como el talento de la parábola, probablemente sufrirá el mismo destino, quedará enterrado.  Porque ese es el talento de quien ta-lento.

 

Zapping: Otro que quedó enterrado fue el Salón de Artistas del Quindío, en la convocatoria departamental de estímulos brilla por su ausencia este salón que ha dinamizado la exhibición de las creaciones e incentivado económicamente a los artistas, además de mantener activa la sala Roberto Henao Buriticá. Es una lástima que no quepa en la cabeza del secretario de cultura la importancia del evento y no buscara la forma de incluir los recursos para convocarlo. Recursos que escasamente alcanzaron para asignar un premio por disciplina.

 

Nos vemos en la red (0)

 

   

 

 

 

 

 

Lo que no sucederá

Le atribuyen al economista estadounidense Paul Samuelson la siguiente frase, que refleja un lugar común dentro del imaginario que tiene la sociedad sobre quienes buscan llegar al poder: “Los políticos sirven para decirle a la gente lo que quiere oir, y lo que quieren escuchar es lo que no sucederá.”

 

La frase está estrechamente ligada con otro concepto que generalmente se ha relacionado con los países en vía de desarrollo, el populismo. Sin embargo, para el investigador Cristobal Rovira esto cambia a partir del “surgimiento de los partidos populistas de derecha radical en Europa y la elección de Donald Trump en los Estados Unidos”.

 

Con la claridad de que no es un problema de ideología; izquierda, centro o derecha, sino de un “régimen de pasiones” este autor propone 3 características básicas para identificar un discurso populista. 

 

1. Las ideas expresadas están planteadas desde una perspectiva maniquea, es decir, que desestima los puntos intermedios, todo se reduce a la confrontación entre lo bueno y lo malo. De esta manera se justifica la polarización, desde la perspectiva de los ideales de cada uno de los individuos/ciudadanos. Para el caso de Colombia es fácilmente identificable la posición de candidatos, héroes salvadores, que prometen arreglar el país con propuestas que suenan muy bien, pero que no son posibles de realizar; por lo menos no en corto tiempo y con las condiciones de la estructura político-social del país.  

 

2. Se presenta, por parte del líder, una concepción de pueblo idealizado, virtuoso, al que se le otorga un estatus superior y se le empodera como comunidad unificada. Pero no se les libera, más bien, se les guía, se les alecciona; haciéndoles creer que son autónomos, mas se les induce a repetir las ideas del discurso fabricado por el líder. Es común escuchar declaraciones de asistentes a actos masivos que corresponden a frases hechas, arengas rítmicas que son cantadas sin conocimiento de fondo de la problemática o incluso de la viabilidad técnica para ser ejecutadas.

 

3. Se instaura la noción de que existe una elite corrupta y viciosa y que esta lo es per se. Hay que reconocer que en una gran mayoría de los casos, esas elites han dado motivos para ser señaladas de corruptas, pero en el populismo esta condición se aprovecha para cabalgar sobre ella en el camino a romper con el estatus quo. Cambiar por cambiar. 

 

Hemos escuchado frases que han sido inoculadas, como en la teoría comunicativa de la aguja hipodérmica, en el “pueblo” y que tienden a justificar el cambio por el cambio: “llevamos 20 años gobernados por los mismos”, entonces hay que elegir a otros no importa que prometan cosas que no sucederán. 

 

Zapping: “Pedro Castillo es declarado ganador en las elecciones presidenciales de Perú” tituló el New york times, el 19 de julio de 2021. “El líder de izquierda, quien ha prometido renovar el sistema político y económico para abordar la pobreza y la desigualdad, derrotó por muy pocos votos a la hija de un expresidente encarcelado.” —¿Se les parece a algo que hayamos dicho en esta columna?—. Hoy, 8 meses después, el titular de la DW es ”Marchan en Lima contra el gobierno de Pedro Castillo” acompañado de una fotografía del líder de izquierda en la que dice “Lárgate, Mentiroso defensor de terroristas y ladrones”.

Reflexionó el alcalde de Lima en una entrevista en W radio. “Dicen que las personas inteligentes aprenden en cabeza ajena”.

 

¿Qué tan inteligentes seremos? Nos vemos en la red (0)

viernes, 1 de abril de 2022

Cuando se vio la luz

 Llegamos a 127 años lo que es una afortunada convergencia entre ciencia y arte. 

 

Se dice que el cine nace el 28 de diciembre de 1895 con la primera proyección comercial, realizada en el salón Indien du Grand Café en París. Sin embargo, fue meses antes, el 22 de marzo de 1895, que se vio la luz; cuando los Lumière proyectaron a los asistentes a una conferencia de la Sociedad Nacional de Fomento de la Industria, la que fuera la primera película de la historia: La salida de los obreros de la fábrica —locación que además era la empresa de los Lumière—. 

 

En esos 46 minutos de película no solo está inmortalizada la esencia de una técnica y el nacimiento de un medio, sino los rostros de quienes en ese momento estaban creando películas —como soporte, no como lenguaje— y tecnología para la industria fotográfica.

 

Cuenta la historia que durante el tiempo que estuvieron haciendo proyecciones, el mencionado film fue siempre el primero del cartel, por el significado que tenía y porque los hermanos Lumière eran negociantes y les interesaba promover su empresa familiar de fotografía. 

 

Decía anteriormente que hubo un punto de convergencia entre la ciencia y el arte. Inicialmente el cinematógrafo fue solo un artilugio que permitía proyectar imágenes. Un logro técnico que partió del principio acumulativo de la ciencia, ya que Antoine Lumière, después de asistir a la presentación del kinetoscopio de Edison, instó a sus hijos a que lo mejoraran. Ellos cumplieron cabalmente con la tarea; para lo cual, demás, partieron de las bases establecidas por otros aparatos precursores como la linterna mágica. —Ciencia pura y dura—

 

Dice Antonio García: “Los hermanos Lumière nunca pensaron que su invento fuera a ir más allá de una atracción de feria pasajera. Lo entendían como un “perfeccionamiento de la fotografía”. De ahí que la mayoría de sus películas fueran estampas de la vida cotidiana.” 

 

Uno de los aportes diferenciales del cinematógrafo, respecto a su inspirador, fue la posibilidad de proyectar a una audiencia masiva las películas. —Que además habían sido rodadas con el mismo artefacto, es decir, era tomavistas y proyector al mismo tiempo—. Esto en contraste con la propuesta de Edison, quien con el kinetoscopio reproducía imagen en movimiento, pero para un único espectador. Curiosamente, hoy con los dispositivos móviles se podría decir que se vuelve a la versión individual o personal, pero coexisten ambos rituales de visualización.

 

Zapping: La estigmatización del candidato Gustavo Petro a RCN, tildándolos de “neo nazis”, es lo que —a la luz de Peirce— podría considerarse un indicio de lo que sucedería con la prensa en su eventual mandato. Basta con dar un vistazo al vecindario para identificar un patrón respecto a los perfiles de gobernantes autoritarios y los ‘molestos’ medios de comunicación.

 

Nos vemos en la red (0)

sábado, 26 de marzo de 2022

La Comunicación, un arma efectiva



—“Era”, una palabra simple usada en la vida cotidiana.

Pero no es así de simple para nosotros…— Dice el inicio de un video con el que el gobierno de Ucrania genera una profunda sensibilidad respecto al conflicto que padecen. 

 

En contraste con el texto se aprecia un plano general en cámara lenta del presidente Zelensky, quien camina, decidido, con un grupo de militares que incluye a una mujer. —todo comunica—. Funde a negro y la palabra “was” (era) llena la pantalla. 

 

La pieza audiovisual no es un salpicón de imágenes, cada palabra, cada plano, cada efecto tiene una intención narrativa, expresiva, comunicativa y política. La palabra “era” se mezcla con los brillos de las bombas y se deja entrever en las edificaciones.

 

El texto audiovisual sigue narrando el dolor de los ucaranianos y plantea que, entre lágrimas, estos repiten constantemente: —Este era mi hogar— la imagen presenta el momento justo de una detonación que derriba parte de un edificio, —este era mi amigo—, —este era mi perro—, —este era mi carro—, —este era mi trabajo—;   le siguen planos reales, ilustrativos de los hechos; reacciones de personas, caos. 

Es una pieza de videopolítica dolorosamente hermosa, técnica y eficaz.

 

—Este era mi padre— Rompe una voz real que llama: “Papaaa” y corre hacia un hombre tendido en el piso.  —y esta era mi hermana— mientras se ve a una pequeña, desmadejada, que es bajada de una ambulancia en una camilla.

 

La tensión dramática aumenta, los planos se aceleran, el caos señala directamente a Rusia en audio y en imagen.  Entonces…  Hay un giro. 

 

La pieza apunta hacia el mundo para validar su perspectiva del conflicto, representada en las portadas de las más prestigiosas revistas. Ahora la palabra es voluntad, que implica futuro, (will). “Ganaremos” (We will win), —y entonces habrá nuevas casas… nuevas ciudades… nuevos sueños y una nueva historia— La pieza audiovisual se torna positiva, se ven planos generales que simbolizan el resurgir, el nacionalismo, la vida, la celebración. —y ahora será estupendo, Ucrania estupenda—.

 

La guerra que ha dado Ucrania se ha caracterizado por la resistencia, bizarría y pundonor. Pero no solo en el terreno de batalla sino en la forma de narrar el conflicto.

 

La comunicación en Ucrania tiene nivel estratégico, por ejemplo, Zelenski expidió un decreto para enlazar todos los canales de  televisión y mantener permanentemente informado al país. Las grandes estrellas de la pantalla chica ahora son soldados de la información, que incluso están siendo consideradas como enemigos oficiales de Rusia. Las redes sociales mantienen informado al mundo del transcurrir de la guerra y el presidente de Ucrania, como el héroe descrito por Campell para explicar el modelo del relato épico, protagoniza con empatía y “humildad” un viaje en el que luce como mártir, pero se le identifica como el líder.

 

 

Nos vemos en la red (0) 

martes, 22 de marzo de 2022

Caída libre - Microcuento

Se acabó el impulso. 

En pleno vuelo se apagaron los motores. 

Entraron en reposo.

Se murieron.

El desplome es inminente.

Solo resta una caída digna, sin mucho barullo, sin mucha lágrima. 

Insulsa, como el viaje.






Hacedores de identidad



En el segundo semestre de 2021, con la productora de televisión Erika Carvajal, emprendimos la tarea de documentar audiovisualmente la historia del festival Cuyabrito de Oro. 


La serie, que se estrena este domingo 20 de marzo a las 8:30 de la noche por el canal regional Telecafé, es una polifonía de artistas y gestores culturales que, de una u otra forma, han aportado a crear y mantener en el aire las notas musicales del evento, y con él, la identidad cultural de nuestra tierra. 

 

Estuvimos en el taller del Maestro Tobías, alma y nervio del festival, y allí nos contó los pormenores de su lucha, también lo hizo Natalia, su hija, al igual que otros cómplices de la iniciativa. Llegamos a las casas de muchos de los participantes y desde su espacio natural nos contaron cómo el festival impactó sus vidas personales y artísticas. Fuimos testigos —como lo serán los televidentes— de la belleza de nuestra música y del inconmensurable talento que hay en nuestro folclore. 

 

Así describimos la serie: En el festival “Cuyabrito de Oro” las notas andinas colombianas resuenan en tiples, bandolas y guitarras, y son moldeadas por voces de niños que representan la exaltación de la identidad de nacional. En las letras de las canciones se dibujan imágenes de los paisajes y las costumbres de nuestra tierra. 


 

Desde hace 20 años un luthier, embajador de la música andina colombiana, creó un espacio en el que se han encontrado algunas de las voces más excelsas de Colombia. 

 

Hacedores de identidad es una serie documental de 13 capítulos en la que se relata la historia del Cuyabrito de oro, desde que Tobías Bastidas, un luthier, un hacedor de instrumentos de cuerda; junto con Natalia, su hija, decidieron dar vida a un evento para promover la música andina colombiana y descubrir talentos, esos que muchas veces son invisibles por falta de espacios de difusión. 

 

Esta serie documental dejará testimonio de la historia de 20 años de esfuerzos para sacar adelante el festival, de los intérpretes que han pasado por él, del aporte a la preservación de la identidad en la tierra del Paisaje Cultural Cafetero.  

 

El documental, de 312 minutos sumados los 13 capítulos,es narrado bajo el formato de bustos parlantes, para darle importancia y peso a los protagonistas, tiene una estructura dinámica en la que los personajes conversan y se complementan, cada uno desde su espacio y visión. Del capítulo uno hasta el trece, en continuidad, se irán exponiendo los hitos más destacados del festival: desde su creación, pasando por las crisis e inserción de categorías de competencia, hasta enfrentarse a la virtualidad para mantenerse vigentes. Pero cada capítulo, en relación con el hito narrado, tendrá una historia unitaria ligada al artista invitado. Es decir, siempre veremos a Tobías y su combo contando la historia del evento y un artista que nos hablará de cómo fue su paso por el Cuyabrito, además de compartirnos su ate.

 

Hacedores de Identidad se llama así porque el Cuyabrito y quienes le rodean son instrumentos de la cultura, moldeados por un luthier, un hacedor como prefiere llamarse Tobías, de la propia cultura. Arte y artista al mismo tiempo.

 

Nos vemos en la red (0) 











¡Pilas a quien eligen al congreso!

 No hay más tiempo, en apenas 3 días las urnas se abrirán para que podamos decidir en un proceso electoral que podría marcar de manera definitiva la historia de Colombia.

 

Las siguientes son frases hechas, pero se deben repetir hasta que queden grabadas a fuego: El próximo domingo 13 de marzo hay que salir a votar, votar es un derecho y un deber, votar es la única forma de manifestar, así sea respecto a propuestas de campaña, el rumbo que se espera para el país en los años venideros.

 

Las elecciones a congreso son mucho más que un gran puñado de colombianos pidiendo ser nuestros representantes en las cámaras alta y baja del legislativo. Mucho más que un político del montón. En estas elecciones se opta por el perfil —entendiendo esto como los atributos intelectuales,  ideológicos y morales— de quienes darán viabilidad a las propuestas del gobernante que ocupará la casa de Nariño.

 

Usted respetado lector, ha de tener claro lo que esto representa, por algo está invirtiendo tiempo en informarse, luego esta columna no es para generarle consciencia de la importancia de su voto, sino de la importancia de ser apóstol de la DEMOCRACIA, así en mayúscula. Es posible que su voto esté decidido o muy cerca de hacerlo, pero ¿sus seres queridos, familiares y amigos lo tienen claro? Está aún a tiempo de identificar vacíos y llevar el mensaje, de motivarlos a asistir a las urnas y reflexionar con base en lo que implica el ya mencionado perfil ¿En dónde y cómo se espera vivir los próximos años? ¿Quiere seguir ejerciendo el derecho al voto?

 

Las más recientes encuestas muestran una tendencia marcada al triunfo del candidato Gustavo Petro en las elecciones presidenciales. En sus cuñas radiales éste llama a cambiar al país desde el congreso —tiene claro lo que trato de explicar aquí—. En el congreso se hacen viables las iniciativas presidenciales. 

 

Su objetivo es no tener oposición, encontrar el camino libre para imponer sus ideas de manera rápida. Tanto que ha mostrado intención de aplicar medidas de excepción inmediatamente tome posesión: “Hay que decretar la emergencia económica teniendo como eje central el hambre, Colombia está en una situación de hambre.” Así, podrá aplicar su voluntad desde el día uno y adquirirá súperpoderes para alimentar, más bien, su ego y autoritarismo; pasando por sobre la Constitución nacional a punta de argumentos falaces. —En el desayuno se sabe cómo será la comida—. 

 

¿Entonces por quien votar a Senado y Cámara? Por ciudadanos probos, que tengan las manos limpias, —si el río suena piedras lleva— por personas que no carguen a cuestas señalamientos de mal obrar o que quieran llegar a costa del constreñimiento a los contratistas. Hay algunas opciones de lado y lado de las ideologías. El llamado es a depositar la confianza en quienes piensen en serio en la comunidad que representan y los respeten como electores y ciudadanos. No por quienes les sirvan a los intereses de los promotores de sus campañas o a las intenciones autoritarias de los candidatos a la presidencia. Vamos a elegir un Congreso plural donde los pesos y contra pesos del Estado hagan su trabajo.

 

Este domingo haga memoria de quienes son los candidatos y su entorno y qué pueden hacer ante un eventual triunfo de Petro.

 

¡Pilas!,después del ojo fuera no hay Santa Lucía que valga. 

 

Nos vemos en la red (0)  

 

 

 

Exceso de foros

 En el año 1960 se llevó a cabo un hecho político y de comunicación que marcaría la historia de la democracia en el mundo.

 

Habían pasado 30 años desde que la televisión se encendió en los Estados Unidos y el medio de comunicación estaba llegando a la madurez en esa latitud. El 26 de septiembre se dieron cita en los estudios de la CBS, el Republicano Richard Nixon, quien fungía como vicepresidente del país y el Demócrata John F Kennedy. Juntos protagonizaron el primer debate presidencial televisado de la historia, que fue visto por 70 millones de estadounidenses.

 

El debate, que duró una hora, proclamó la victoria temprana de Kennedy debido al manejo que este hizo del lenguaje no verbal y la imagen; su traje oscuro contrastó con la escenografía y su actitud fresca y amable con la presencia mustia de Nixon, quien lucía cansado y desaliñado.

 

Según el investigador Rolan Cayrol, la televisión se constituyó en el medio de masas preferido por los votantes, creando los acontecimientos políticos más que reflejándolos. Así mismo el teórico de la ciencia política Giovanni Sartori, indicó que en la pantalla se ven personas, no programas ni partidos. Asignándole una amplio poder a la imagen en la política. 

 

Dijo Nixon después de perder “confiad plenamente en vuestro productor de televisión, dejadle que os ponga maquillaje incluso si lo odiáis, que os diga como sentaros, cuales son vuestros mejores ángulos o qué hacer con vuestro cabello. A mí me desanima, detesto hacerlo, pero habiendo sido derrotado una vez por no hacerlo, nunca volví a cometer el mismo error.”

 

Probado el poder de la imagen en un medio masivo como la televisión, la evolución digital ha trasladado el mecanismo a la web. Múltiples plataformas informativas, instituciones educativas y gremios, han querido replicar el modelo, sin embargo hay varios factores que juegan en la valoración del éxito del mismo. Algunos propios de las narrativas, la tecnología usada y el conocimiento de los organizadores respecto a las audiencias. Incluso de las formas de producción.

 

Mientras en el debate Nixon Vs Kennedy la audiencia se concentraba en una sola pantalla —sumando 70 millones de televidentes- en las plataformas la audiencia se fragmenta, luego, hay que llegarle con contenidos segmentados.  

 

Mientras en 1960 eran dos candidatos en un solo medio masivo. Hoy son una gran cantidad de aspirantes y muchos, pero muchos, organizadores de foros quienes quieren contar con la presencia de los políticos. Esto genera un gran desgaste en los candidatos puesto que implica la disposición de sus agendas para atender citas que suelen tener similar metodología y preguntas; para llegar una audiencia muy baja. En algunos de los foros de los realizados en el Quindío y transmitidos por las redes sociales he visto audiencias que no alzan los 200 usuarios conectados, de los cuales una parte importante serían de los equipos de trabajo de los mismos candidatos. Eso sin contar con que algunos organizadores no cuentan siquiera con las condiciones adecuadas para garantizar una producción técnica profesional —en términos de cámaras, iluminación, escenografía, etc.—

 

No es que no sean importantes los espacios de difusión dispuestos en la red, sino que el modelo de foros —ni quiera debates porque por la cantidad de asistentes es imposible debatir— no son el tipo de pieza de videopolítica adecuada para la web, o por lo menos, no debería haber un exceso como el que estamos observando, y que en mi criterio, responde más al interés de generar compromiso de los candidatos hacia los intereses de ciertos gremios e instituciones.

 

Nos vemos en la red (0)

¿Por qué celebrar?

A falta de un día existen dos en los que se celebra o conmemora el oficio del periodismo. La principal razón por la que se establecen fechas especiales es para poner en la agenda , como de hecho lo estamos haciendo, el tema y generar opinión pública que sensibilice problemáticas o faltas de atención que van en detrimento del oficio. 

 

El periodismo es víctima de numerosas embestidas: desde la mordaza autoimpuesta por asuntos de conveniencia hasta la amenaza contra la vida, pasando por censura y condiciones precarias. Para denunciar estos casos, para hacer visibles los responsables, para generar consciencia de los deberes que tienen quienes lo ejercen, es que sirven los días especiales. 

 

Los periodistas no somos seres extraordinarios, ni merecemos más reconocimiento que otros por la labor que desarrollamos. Es un oficio como el de cualquier otro profesional o técnico. Con sus riesgos y ventajas, por eso, el 9 de febrero no debería centrarse en tarjetas, gráficas digitales y mucho menos, cenas o regalos materiales que tan solo inflan el ego y son impulsados, en mi criterio, por el interés. 

 

En esta fecha, más bien, se debe promover el debate sobre el deber ser y los riesgos que corre el oficio. Los 9 de febrero la Fundación para la Libertad de Prensa ‑FLIP‑ suele publicar un informe donde da cuenta del momento por el que pasa la libertad de prensa en Colombia, en este documento hay estadísticas y casos relevantes, entre otros; que permiten ver la radiografía del periodismo. Celebrar el día del periodista es invitar a los ciudadanos a que se enteren de qué representa hacer periodismo en Colombia y a poner su granito de área en cuanto a la reproducción de noticias falsas ejerciendo el papel de una audiencia crítica. Pueden consultar los informes en www.flip.org.co

 

A propósito de la FLIP, en su página hay una interesante columna de Yolanda Ruiz, digna representante del periodismo nacional, en ella, presenta una perspectiva en la que extiende los alcances del periodismo responsable. Dice Yolanda, y suscribo la apreciación: “Contrario a lo que muchos piensan, el buen periodismo no depende solamente de los periodistas. Por supuesto que nos corresponde hacer bien la tarea, no caer en la tentación de perseguir la popularidad y mantenernos en la búsqueda de la verdad con responsabilidad e independencia. Debemos hacer periodismo de calidad, defender la libertad y hacerlo en nombre de la sociedad, porque nuestra labor es un servicio público… el buen periodismo se logra de la mano de todos y por eso es bueno preguntarse también por el papel de las audiencias, los dueños de medios, los anunciantes, los líderes.” 

 

Zapping: ¡Bien! por el quindiano Fernando Arias, uno de nuestros más destacados y reconocidos artistas plásticos, fundador del colectivo Más Arte Más Acción, que participará en uno de los eventos más importantes del arte moderno en el mundo, el Documenta 15 en Alemania. El mérito está, además sus propuestas, en abrirse paso en un exclusivo espacio en el que fundamentalmente han participado Europa, Norte América y posteriormente Asia y África. 

 

Nos vemos en la red (0)

 

 

 

 

 

La política y las emociones

 Durante un largo periodo se ha sostenido que la emotividad es el camino más directo para llegarle a los electores, esto respecto a la comunicación política. De esta manera, el concepto del storytelling —o narrativa— ha sido sometido al uso y el abuso, aunque en la mayoría de los casos ha sido tan solo de nombre porque, por estas tierras, las buenas campañas narrativas son muy pocas o esporádicas.

 

No cabe duda de la importancia y eficacia de la generación de emociones para llegarle a la audiencia, sin embargo, en un artículo editado en 2020 por el prestigioso académico politólogo Ismael Crespo, con la participación 23 expertos; todos reputados investigadores y profesionales, se plantea que hay una tendencia creciente de los contenidos racionales en la comunicación política. 

 

Afirma Leandro Bruni que “las emociones no pueden ser la totalidad del contenido de nuestra comunicación, sino ac­tuar como un puente entre los liderazgos/gobiernos y los electores. El desafío es equilibrar lo emocional –necesario para conectarnos con los ciudadanos– y las ideas, es decir el contenido que queremos comunicar. En la nueva dé­cada que comienza, queda claro que comunicar solo con emociones no alcanza, pero sin ellas no se puede.”

 

Esta es la sustentación de un rumor general que se escucha cada que hay un debate presidencial: “El único que está proponiendo es Petro” dicen unos, “los mensajes del ingeniero son populistas” —emocionales— dicen otros, “Fajardo es tibio” —no propone— afirman los de más allá. Hay una percepción general de que la cosa no es solamente a partir de tocar las fibras de los electores, de decirles lo que quieren escuchar, sino de sustentar propuestas que verdaderamente le mejoren la calidad de vida a los ciudadanos y, por supuesto, que sean realizables.  De lo contrario por más propositivas que sean se quedarán en el terreno emocional. Volviendo al ejemplo de Petro, tiene muchas propuestas, pero ¿qué tan viables son? 

 

Una de las razones por las que la re racionalización de la comunicación política es pertinente, es que en los modelos cien por ciento emocionales la política se pone al servicio de la comunicación, cuando debe ser al contrario: la comunicación al servicio de la política. 

 

Para Bruni, la relación dominante comunicación sobre política resulta en “candidatos sin contenido y estructura política, sin equipos y sin planes sólidos de gestión” quienes  logran “apalancarse por efectivas estrategias comunicaciona­les. Sin embargo, una vez asumidas las funciones públi­cas, dilapidan las esperanzas que los electores depositaron en ellos. Como consecuencia, la democracia ha crujido con cada mala experiencia de gobierno.”

 

Candidato-comunicación-ciudadano es una trinidad dialéctica, si una de las partes se pone en modo pasivo se agrieta el fin último del proceso comunicativo. Por eso es fundamental que los ciudadanos —receptores del proceso de comunicación— no nos conformemos con recibir historias emotivas —las hay sensibleras y de terror— y, en cambio si, sepamos valorar las propuestas de los candidatos, mejor aún, identificar quienes son los que están proponiendo y comunicándolo.

 

Nos vemos en la red (0)

 

 

 

Pasos en falso

 Todo acto de propaganda es un acto comunicativo, pero infortunadamente, y en particular en la comunicación gubernamental, no siempre se tiene claridad de los límites y diferencias entre una y otra disciplina.

 

Los pasos en falso dados por Alcaldía y Gobernación para atribuirse la gestión de las obras viales Armenia – Calarcá son un claro ejemplo de lo que no es comunicación gubernamental. Entendida esta, como lo explica Mario Riorda, como la que “permite reducir las tensiones irresolubles entre las demandas de la ciudadanía y la posibilidad de respuesta de los gobiernos, al menos desde lo que la comunicación política puede aportar en beneficio de la gestión y, mucho más aún, de los ciudadanos”. Es decir, en este caso en particular el objetivo de la comunicación debería ser permitirles a los ciudadanos conocer las contingencias respecto a la movilidad y no primar el cobro por ventanilla de una gestión, que tiene muchos dolientes y no solo los de turno.  

 

En cambio, sí se vio un coctel de comunicados oficiales, videos, comentarios en redes sociales y memes que desdibujan el  deber ser de la comunicación gubernamental y se confunden con propaganda que les habla a los electores. Además de un tono narcisista que antes de hacerle bien a los gobernantes los pone en el campo de la vanidad y no en el de ejecutivos serios.

 

Es creíble que, en terrenos del deporte —el futbol por ejemplo— los fanáticos actúen a favor de su equipo de manera espontánea y ferviente. Pero no lo es que ante una noticia de gestión salgan hordas de ‘ciudadanos’ algunos perfiles sin alma ni pasado, a defender uno u otro bando. Eso no es comunicación gubernamental ni mucho menos la reacción orgánica de ciudadanos comprometidos. Es el fruto de estructuras comunicativas o de contratistas a quienes les ‘sugirieron’ salir a opinar. 

 

No señores comunicadores, así tan evidente no funciona la estrategia, deja ver actos reactivos que se traducen en pasos en falso y como un bumerán regresan a golpear la cara del lanzador. Esto aplica para lado y lado.

 

Zapping: Enormemente decepcionado estoy con el Colegio las Bethlemitas de Armenia. En mi blog www.jurrea.com podrán leer una carta abierta que le dirijo a la comunidad, quienes por negligencia y desdén hacia uno de sus egresados,mi hijo, hicieron perder una beca del 100% para el primer semestre de su carrera universitaria. Las Bethlemitas lejos de cumplir cabalmente con la misión expresada en su plan institucional de carisma y espiritualidad y los valores humano-cristianos, más bien profesan la arrogancia y el desdén por sus alumnos y egresados. Toda la historia en mi blog.

 

Nos vemos en la red (0)

Descargue Carmesí en Pdf